Sopas y cremas

Crema ligera y semidulce de puerros

Crema ligera y semidulce de puerros
Crema-ligera-y-semidulce-de-puerros1
0 Comentar

¿Sabíais que el puerro posee un sabor salado en crudo y uno dulzón cuando es cocinado? ¿O que esta hortaliza ya era cultivada hace miles de años? ¿O que en Inglaterra es tan venerada que incluso existe un concurso en su honor? ¿O que la receta de su crema es una de las más buscadas?

Pues “sí” sería la respuesta más acertada para contestar a todas estas cuestiones, porque estamos seguros de que os pasó como a nosotros y, en cuanto probasteis este alimento, indagasteis un poquito más acerca de él.

Y es que el puerro, destaca, entre otras cosas, por su calidad nutricional, ya que es fuente de fibra, de vitamina A y de vitamina C.

En nuestras casas se ha considerado uno de los ingredientes fundamentales a la hora de preparar caldos, salsas, rellenos o acompañamientos, pero hoy queremos concederle ese papel protagonista que se merece y alzarle a un destacable (y merecido) puesto. Para ello, hemos elegido una crema de puerros que os encantará y que incluiréis enseguida en vuestra lista de recetas preferidas.

Se trata de una crema semidulce de puerros que os hará rebañar el plato y repetir.

¿Empezamos?

Ingredientes:

  • 6 puerros
  • 1 cebolla
  • Azúcar blanco
  • ½ taza de nata líquida
  • 1 chorrito de crema balsámica de Módena
  • Caldo de verduras
  • ½ taza de vino blanco
  • Aceite de oliva
  • Pimienta negra molida
  • Sal

Elaboración:

Para esta receta podéis usar un caldo de verduras comprado, pero si preferís preparar éste de forma casera, tan solo tendréis que sofreír (a fuego bajo) un ajo picado y, antes de que se dore, añadir todas las verduras u hortalizas (cortadas en trozos grandes) que hayáis elegido para vuestro caldo (por ejemplo, patata, zanahoria, cebolla, puerro, apio, etc.), dar un par de vueltas con una cuchara de madera, salpimentar, cubrir con agua, tapar y dejar cocer durante mínimo 45 minutos. Tras este tiempo, probáis, rectificáis de sal y coláis el resultado. Y ya tendremos un fabuloso caldo de verduras casero.

Con el caldo ya hecho (o haciéndose), nos pondremos con los puerros. Tan solo daremos uso a su parte blanca, así que podéis usar la verde para añadirla al caldo.

Crema-ligera-y-semidulce-de-puerros2

Cogeremos cada puerro y le haremos un corte vertical de arriba abajo para quitarle la primera capa. Cortamos por la mitad (a lo largo), los lavamos bien y los picamos. Reservamos.

Crema-ligera-y-semidulce-de-puerros3

Pelamos la cebolla y la partimos en trozos no demasiado grandes.

En una sartén añadimos un chorro de aceite de oliva y, cuando ésta haya cogido temperatura, agregamos la cebolla y dejamos que se vaya pochando.

En un cazo, ponemos la misma cantidad de aceite de oliva (con 2-3 cucharadas será más que suficiente) y calentamos a fuego bajo. Cuando notemos que está templado incorporaremos el puerro picado y, al igual que la cebolla, dejamos que se poche. Recomendación: Es muy importante mantener el fuego bajo y remover de vez en cuando, ya que este ingrediente se quema con suma facilidad.

Crema-ligera-y-semidulce-de-puerros4

Cuando observemos que la cebolla está casi transparente y blandita, añadiremos un poquito de azúcar blanco (media cucharadita), removemos, dejamos unos 5 minutos más y agregamos el contenido al cazo donde teníamos el puerro.

Movemos bien y mantenemos a fuego suave durante unos 10 minutos más.

Tras este tiempo, echamos un chorrito de crema balsámica de Módena (poquita porque es más densa y concentrada), el vino blanco, la pimienta negra y la sal. Dejamos que reduzca y espese.

Llegados a ese punto, trituramos el contenido del cazo con una batidora, incorporamos la nata líquida, volvemos a batir y vamos añadiendo el caldo de verduras hasta obtener una textura cremosa que no tenga un aspecto demasiado compacto. La cantidad de caldo que echéis dependerá de vosotros y de cómo prefiráis la crema (más líquida o más espesa).

Batimos, lo pasamos por un pasapuré para que el resultado sea mucho más suave y servimos poniendo por encima unas lascas de queso o, si lo preferís, algo de cebollino.

Y ya tendremos lista esta deliciosa crema semidulce de puerros.

Resumen
recipe image
Receta
Crema ligera y semidulce de puerros
Fecha

Recetas relacionadas

Lo más vendido

Categorías

Últimas recetas