Eduardo Inda: «El mayor escrachador del reino, Pablo Iglesias, dice ahora ‘¡nene pupa!'»

Pablo Iglesias pidió «jarabe democrático» para los de arriba, para las élites. Ahora, ya en el Gobierno, el líder de Podemos se queja y amenaza cuando los escraches se producen frente a su casoplón. «Los bebés suelen echar mano de una socorrida frase cuando tienen miedo de algo, cuando se han hecho daño o, sencillamente, porque son unos quejicas: ¡nene pupa! Ahora, hay un niño malcriado de 40 años, que se dice pronto, que está todo el día ¡nene pupa! por la mañana, ¡nene pupa! por la tarde, ¡nene pupa! por la noche.  ¿Quién es el que está todo el día dale que te pego ¡nene pupa!? Pues, obviamente, Pablo Iglesias», explica Inda.

La razón de las quejas del vicepresidente segundo del Gobierno por las que «está todo el día dando el coñazo con el ¡nene pupa!» es que los ciudadanos han decidido protestar «por el autoritarismo del Gobierno a las puertas de su casoplón de 1,2 millones de euros en Galapagar», recalca Inda. Un casoplón que, por cierto, está custodiado –y bien custodiado– por hasta cinco dotaciones de la Guardia Civil.

Eduardo Inda recuerda que «ese mismo Pablo Iglesias del ¡nene pupa¡ es el que  escrachó a Rosa Díez en la Facultad de Políticas de la Complutense. Ese mismo Pablo Iglesias del ¡nene pupa! es el que escrachó en una conferencia en Políticas a Josep Piqué«. Pero no ha sido la única vez en la que el líder de Podemos ha aplicado su particular «jarabe democrático». Inda también rememora que Pablo Iglesias «se emocionaba al ver cómo pateaban a un policía frente al Congreso de los Diputados en una manifestación. Y ese Pablo Iglesias del ¡nene pupa! es el que decía que la gente de abajo tenía que recetar ‘jarabe democrático’ a los de arriba, a las élites».

Ese «jarabe democrático» consistía en los escraches. No hace mucho «Pablo Iglesias decía que le hacía mucha gracia que algunos políticos criticasen los escraches», recuerda Eduardo Inda. «Querido Pablo, estoy en contra de los escraches, pero yo lo que te pediría en estos momentos, majete, es un poquito de coherencia Si te gustan los escraches, tendrás que soportarlos».

Lo último en Opinión

Últimas noticias