Una productora del entramado de Roures desvió 950.000€ de TV3 para financiar ilegalmente a Convergència

Roures
El millonario Jaume Roures. (Foto: EFE)
  • M.A. Ruiz Coll y Teresa Gómez

La productora Triacom, que en aquel momento estaba participada por el grupo Mediapro del millonario Jaume Roures, desvió al menos 948.480 euros de TV3 para financiar ilegalmente a Convergència, el partido de Artur Mas y Carles Puigdemont.

Al ex gerente de TV3 Oriol Carbó, máximo responsable de la productora Triacom Audiovisual SL, se le acumulan los problemas. Ya está imputado en la causa del 3% que instruye el juez José de la Mata, por desviar 600.000 euros de TV3 para pagar, con facturas falsas, los trabajos que la empresa Hispart había realizado para la campaña electoral de Artur Mas en 2010.

El responsable de Hispart, Joan Manuel Parra, declaró ante el juez que el ex conseller de Justicia Germà Gordó le instó a reunirse en la sede de Imagina en Barcelona con Oriol Carbó, para cobrar a través de la productora Triacom los trabajos que había realizado para la campaña de Artur Mas. Germá Gordó y el ex tesorero de Convergencia Andreu Viloca eran habitualmente los encargados de negociar las mordidas del 3% para financiar al partido de Puigdemont y Torra.

A preguntas de la Fiscalía Anticorrupción, Parra detalló que su empresa Hispart realizó para la campaña electoral de Artur Mas trabajos audiovisuales por importe de 750.000 euros. Convergencia sólo le pagó 150.000 euros. Los 600.000 euros restantes los cobró con facturas falsas emitidas por Oriol Carbó y cargadas a los programas El gran dictat y Fish & Chips que su productora Triacom realizaba para TV3.

Sobornos al presidente de la Diputación de Lérida

Ambos programas se grababan en los estudios que el Grupo Mediapro-Imagina posee en la Avenida Diagonal de Barcelona. Como ha informado OKDIARIO, al menos entre 2008 y 2014 el grupo Mediapro del millonario Jaume Roures tenía una participación del 10% en Triacom.

Pero además, esta productora dirigida por Oriol Carbó desvió en 2013 otros 348.480 euros de TV3 para pagar sobornos al entonces presidente de la Diputación de Lérida, Joan Reñé Huguet, según un informe que los Mossos d’Esquadra han remitido al juez de la Audiencia Nacional José de la Mata.

OKDIARIO desveló en exclusiva en 2015 esta trama de sobornos al convergente Joan Reñé, quien finalmente fue detenido en octubre de 2018 por orden del Juzgado de Instrucción número 1 de Lérida, que investigaba los hechos.

Los Mossos y la Agencia Tributaria han podido comprobar que un grupo de empresas (entre ellas, M y J Grúas, Serboniu y Enginyeria Inalba) intercambiaban facturas falsas para justificar disposiciones de dinero en efectivo destinadas a pagar sobornos a Joan Reñé y, muy probablemente, también a su partido, Convergència.

Triacom
El informe de los Mossos relata la implicación de la productora Triacom en ambos casos de corrupción.

Como presidente del Consell Comarca del Pla d’Urgell, Joan Reñé adjudicó a una UTE encabezada por la empresa M y J Grúas un contrato para gestionar seis depuradoras durante 15 años por 22,5 millones de euros. A cambio, Reñé exigió a estos empresarios una comisión ilegal del 8%.  Esto supondría una mordida de 1,2 millones de euros.

Las facturas falsas que se cruzaba este grupo de empresarios dirigían el flujo de dinero a una sociedad de Huesca, Interiorismo y Reformas Profesionales SL, una compañía con un único empleado cuyo propietario, Diego Garzón Uribe, actuaba como testaferro.

Tras recibir las transferencias del resto de empresarios corruptos, Diego Garzón sacaba el dinero en metálico para entregarlo, en billetes de 500, en casa de la secretaria de Joan Reñé, Marén Minguell Ortiz, según el informe de los Mossos dirigido a la Audiencia Nacional.

Entre las empresas que participaron en esta red corrupta se encuentra también la productora de Oriol Carbó, Triacom, que en aquel momento estaba participada por el grupo Mediapro de Jaume Roures.

Triacom
Las facturas que la productora Triacom pagó a la red corrupta de Lérida para sobornar a Joan Reñé.

Tan sólo en el año 2013, Triacom transfirió mediante facturas falsas un total de 348.480 euros a una de las empresas de la red corrupta de Lérida, Enginyeria Inalba. La productora de Oriol Carbó justificó estos pagos con facturas de la construcción de decorados de los dos programas que realizaba para TV3: el concurso El gran dictat y el espacio infantil Fish & Chips.

El informe elaborado por los Mossos considera probado que se trata de facturas falsas, por servicios ficticios, que se utilizaban para generar «dinero negro» destinado al pago de sobornos.

Triacom
Los Mossos consideran probado que las facturas emitidas por Triacom son falsas, para encubrir el pago de sobornos.

Según la policía autonómica, estos fondos procedentes de TV3 acabaron en las cuentas de la sociedad del testaferro de Huesca Diego Garzón, quien sacó el dinero en metálico para pagar los sobornos al entonces presidente de la Diputación de Lérida, Joan Reñé. El juez De la Mata estudia ahora incorporar estos hechos a la causa judicial sobre la financiación ilegal de Convergència (ahora PDeCAT) con mordidas del 3%.

Lo último en Investigación

Últimas noticias