El PDeCAT usó el entramado de Roures para pagar con facturas falsas la campaña electoral de Artur Mas

Vídeo: OKDIARIO
  • Teresa Gómez y M.A. Ruiz Coll

El empresario Joan Manuel Parra declaró ante el juez de la Audiencia Nacional José de la Mata que cobró con facturas falsas, a través de una sociedad vinculada al Grupo Mediapro de Jaume Roures, los trabajos que había realizado para la campaña electoral de Artur Mas en 2010.

Jaume Roures es el dueño del diario podemita Público y su grupo Mediapro/Imagina obtiene una facturación millonaria de TV3 y otras televisiones públicas. Una de sus filiales, Mediatem, obtuvo en noviembre de 2016 el contrato para realizar todas las retransmisiones de televisión del Congreso de los Diputados.

La productora de Joan Manuel Parra, Hispart, había realizado trabajos para Convergència (hoy PDeCAT)  por importe de 750.000 euros en la campaña de las elecciones autonómicas de 2010, en las que Artur Mas fue elegido por primera vez presidente de la Generalitat.

Cuando Joan Manuel Parra preguntó a Germà Gordó (que acababa de ser nombrado secretario de la Generalitat y luego ocuparía el cargo de conseller de Justicia) cómo debía cobrar dicha cantidad, éste le comunicó que los pagos se efectuarían a través de Triacom, la productora del ex gerente de TV3 Oriol Carbó.

Facturas por trabajos ficticios

Siguiendo las indicaciones de Germà Gordó, Parra acudió entonces a entrevistarse con Carbó en la sede del grupo de Jaume Roures, Mediapro, situada en la Avenida Diagonal de Barcelona, que en aquel momento mantenía alquiladas una parte de sus instalaciones a Triacom.

Siempre según la declaración prestada por Parra en la Audiencia Nacional, en aquella reunión Oriol Carbó le indicó que debía girarle varias facturas, por servicios ficticios prestados a Triacom, para cobrar los 750.000 euros que le adeudaba Convergència.

Estas cantidades se pagarían como trabajos simulados para dos de los programas que Triacom producía para TV3: El gran dictat y Fish & Chips. Es decir, cerca de 750.000 euros de los gastos de la campaña electoral de Artur Mas se pagaron con fondos de TV3, utilizando facturas falsas por trabajos ficticios.

Según las fuentes judiciales consultadas por OKDIARIO, de esta cantidad el partido independentista sólo pagó directamente a Hispart cerca de 150.000 euros, mientras que el resto se abonó a través de Triacom. Cerca del 70% de los ingresos de esta productora proceden de TV3.

Roures tenía el 10% de Triacom

Según el informe La producción independiente de televisión en Cataluña ante un mercado cambiante, publicado por el Consell de l’Audiovisual de Catalunya (CAC) en 2008, ya en aquel momento el 10% del accionariado de Triacom pertenecía a Mediapro, el gigante audiovisual del millonario Jaume Roures.

El informe está firmado por David Fernández Quijada, profesor del Departamento de Comunicación Audiovisual y Publicidad de la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB).

Triacom
El informe publicado por el CAC en 2008 explica que Mediapro posía en aquel momento el 10% del accionariado de Triacom.

Y según los datos del Registro Mercantil, en 2013 y 2014 el grupo de Roures aún mantenía una participación del 10% en la productora Triacom: primero a través de Mediaproducción SLU  (cuyo administrador solidario es Tatxo Benet, el socio de Roures) y luego a través de Mediapro Contenidos SLU (ya extinguida, en la que figuraban como administradores solidarios Roures y Benet). El 90% restante de las acciones de Triacom pertenece al ex gerente de TV3 Oriol Carbó Serirana.

Es decir, Convergencia pagó parte de los gastos de su campaña electoral con fondos de TV3 y mediante facturas falsas, a través de la productora Triacom participada por el grupo Mediapro de Jaume Roures.

El juez pide todos los contratos de Triacom

Así se desprende de la declaración que Joan Manuel Parra prestó el pasado 29 de julio ante el magistrado de la Audiencia Nacional José de la Mata, quien recalca en su auto judicial que los gastos de la campaña de Mas se pagaron con facturas falsas, por trabajos ficticios que nunca se prestaron a la productora de Carbó.

Oriol Carbó está citado a declarar este martes como imputado ante el magistrado José de la Mata, que instruye la causa sobre las comisiones ilegales del 3% que sirvieron para financiar al partido de Artur Mas, Carles Puigdemont y Quim Torra. El juez ha solicitado a la Corporación Catalana de Medios Audiovisuales (CCMC) todos los contratos adjudicados por TV3 a Triacom. El ex gerente Oriol Carbó ya fue investigado en el caso de las ITV, por el que fue condenado Oriol Pujol Ferrusola.

Joan Manuel Parra manifestó ante el titular del Juzgado Central de Instrucción número 5 de la Audiencia Nacional que Gordó le explicó cómo preparar las facturas de Hispart para Triacom en seis plazos mensuales. Antes de librar cada factura, Parra y Carbó mantenían una reunión en la sede de Triacom ubicada en la avenida Diagonal 177 para ultimar detalles.

En aquel momento, Germà Gordó formaba parte del núcleo duro de Convergència junto a Artur Mas, el ex alcalde de Barcelona Xavier Trias (quien ocultaba una cuenta en Suiza manejada a través del paraíso fiscal de las Islas Vírgenes)  y Oriol Pujol Ferrusola (condenado a dos años y medio de cárcel por el caso ITV).

Lo último en Investigación

Últimas noticias

. . . . . . . . .