Imagina, matriz de Mediapro

La Mediapro de Roures se declara culpable de soborno en el FIFAgate y pagará 20 kilos de multa

Jaume Roures
Jaume Roures Llop. (Foto. EFE)

El Grupo Imagina, matriz de la productora Mediapro, ha cerrado un acuerdo este martes con el FBI sobre su participación en el FIFAGate. Según ha comunicado la empresa, Imagina se declara culpable de dos delitos de conspiración de fraude electrónico y pagará una multa de 24 millones de dólares, unos 20 millones de euros.

La Fiscalía neoyorkina asegura que Mediapro ha intentando desvincular en todo momento sus negocios en Miami (Imagina US), haciendo ver que era sólo culpa de la filial, cuando realmente la matriz estaba al tanto de lo que sucedía. También, se ocultó información durante meses a posibles socios y compradores.

Además, la compañía hispanochina devolverá 5,4 millones de euros a las federaciones de fútbol afectadas, así como otros 4,3 millones que se corresponden a la devolución de los beneficios obtenidos gracias a los pagos irregulares. Unos 3 millones irán a la Unión Caribeña de Fútbol (CFU), así como 1,7 millones a la Federación Hondureña de Fútbol, 790.000 a la de Guatemala, 600.000 a la de Costa Rica y 565.000 a la de El Salvador.

Además, la Fiscalía ha impuesto una multa de otros 112.883.320, unos 10 millones de euros, que completarían los 20 millones que deberá desembolsar la empresa de Roures Mediapro.

El director adjunto del FBI ha sido especialmente duro con la filial de Roures: "US Imagina ha pagado una pena por una actividad que sólo contribuye a erosionar la confianza entre las empresas y sus clientes. Continuaremos llevando ante la Justicia a empresas fraudulentas, y esperamos que esto sirva de ejemplo para otras compañías que piensan que pueden hacer operaciones realizando movimientos similares".

De esta forma, Imagina cierra la investigación abierta en Estados Unidos desde hace más de tres años por los derechos audiovisuales y de comercialización de ciertos partidos clasificatorios para la Copa del Mundo de fútbol en las regiones de Centroamérica y Caribe.

La Mediapro de Roures se declara culpable de soborno en el FIFAgate y pagará 20 kilos de multa

La compañía dirigida por Jaume Roures y Taxto Benet han querido destacar que "ninguna de las actividades del Grupo Imagina de derechos deportivos, contenidos y producción, en más de 30 países, se han visto implicadas en la investigación, como tampoco ha sido el caso de las unidades de contenidos  y servicios audiovisuales en los EE. UU".

La versión de la compañía, desmontada por la Fiscalía estadounidense,  siempre ha sido que los tres directivos de su filial americana implicados en estos hechos actuaron por su cuenta y sin conocimiento de la matriz. De hecho, los tres ejecutivos fueron despedidos de la empresa en diciembre de 2015.

OKDIARIO ha venido informando en exclusiva sobre los problema con la justicia estadounidense del magnate trotskista Jaume Roures. El pasado 4 de diciembre, este diario avanzaba en exclusiva que la empresa de Roures en EEUU impondría una multa millonaria por el soborno a los directivos de la FIFA.

“Roures ha jugado duro ante los tribunales de Nueva York y desconoce que su prepotencia, acostumbrado a moverse con impunidad por España, no tiene cabida en el sistema norteamericano”, mantiene una fuente que conoce las interioridades de la causa de los sobornos a la FIFA.

No obstante, el millonario de la televisión, que se presenta como empresario comunista, ya había constituido en el balance consolidado de Mediapro/Imagina una provisión de 10 millones de euros, previendo la consumación de la sanción por parte de la Fiscalía neoyorkina, según confirman a OKDIARIO fuentes del entorno de la compañía.

Las sociedades de Roures habrían pagado en sobornos, entre 2008 y 2015, más de cinco millones de euros por una serie de contratos de derechos televisivos que ascenderían a más de 30 millones.

La sanción judicial impuesta a Mediapro ha sido calculada en función del dinero ingresado por los derechos televisivos y por las cantidades que desviaron a directivos de la FIFA durante el proceso de corrupción.

Lo último en Economía