AVE a La Meca

La lobista del AVE a La Meca repartió con el Rey los 100 millones de comisión, según la grabación a Corinna

27 septiembre
Juan Carlos I

Zanganeh, la esposa del traficante de armas Adnan Kashogui, cobró cien millones de euros de comisión por su intermediación en el proyecto del AVE a La Meca, y parte de esa mordida la repartió después con Don Juan Carlos, según reconoció Corinna Sayn-Wittgenstein durante una conversación con José Villarejo que el ex comisario le grabó subrepticiamente en su domicilio de Londres en junio de 2015.

Su Majestad (SM) recomendó a la comisionista iraní a la Monarquía de Arabia Saudí y la impuso como lobista al consorcio de empresas españolas que logró la adjudicación del concurso ferroviario a finales de 2006.

OKDIARIO ha desvelado en los últimos días el contenido de una carta que el entonces Rey de España remitió a la familia real saudí recomendando a Zanganeh como coordinadora del proyecto ferroviario, que tenía un presupuesto de 12.000 millones de euros, de los cuales casi 7.000 millones estaban destinados a financiar la obra adjudicada a las constructoras españolas.

Durante la conversación de Corinna con Villalonga y Villarejo en junio de 2015 en su domicilio londinense, grabada sin el conocimiento de la anfitriona y cuyo contenido fue desvelado por OKDIARIO, la princesa alemana desvelaba que el entonces Rey Juan Carlos recibió una parte de esos 100 millones de euros, que el consorcio asumió como peaje para obtener la licitación de uno de los proyectos estrellas del siglo XXI.

Un porcentaje de la mordida

Según la princesa alemana, como quedó registrado en una grabadora que Villarejo ocultaba en el bolsillo de la chaqueta, el entonces monarca habría recibido un porcentaje de los 100 millones de euros que percibió Zanganeh en concepto de comisión de éxitos. Los propios empresarios españoles valoraron siempre el papel desempeñado por la viuda de Kashogui, que resultó fundamental para que el proyecto saliera adelante.

Su intermediación fue tan importante como la del príncipe Saud bin Naif bin Abdulaziz al-Saud, sobrino del rey Abdalá y entonces embajador de Arabia Saudí en España. Ambos lograron desbloquear el proyecto cuando encalló en 2011 por presiones del presidente francés Sarkozy.

Según Corinna fue una de las constructoras españolas la que colocó a Zanganeh, la tercera esposa del traficante de armas, como intermediaria del tren: “Decían que era yo, pero yo nunca tuve nada que ver con el tren. Yo tengo copias del contrato de Zanganeh. Es ella la que ha cobrado”, aclaraba la princesa alemana

Los consejos de Corinna a SM

Corinna relataba cómo se fraguó la operación: “Han obligado a todas las sociedades españolas a pagarle. Y después, el Rey me ha escrito por email que han ido a su oficina para decirle: “Oye, voy a ver si Zanganeh te paga una mitad de su comisión”.

Los documentos en poder de OKDIARIO demuestran que fue el propio rey emérito la persona que recomendó a Zanganeh ante el príncipe heredero de Arabia Saudí para coordinar el proyecto ferroviario.

La ex compañera de Don Juan Carlos sufrió un ataque de pánico cuando escuchó las palabras por boca de un jefe de Estado y de la persona con la que mantenía una relación sentimental: “Le di un consejo, que le escribiera un email diciéndole que nunca había tenido esa conversación y le dijera: ‘Yo soy el Rey de España y no puedo’. Querían darle la mitad de la comisión de Zanganeh”.

Pero, según Corinna, Don Juan Carlos siguió reclamando su comisión: “El Rey dice: ‘¿Y qué hay de mi comisión? Yo hice posible el tren, yo hablé con mi amigo (en referencia al rey de Arabia Saudí). Yo soy el que hizo que el acuerdo funcionara’”.

Las constructoras pasaron por caja

La princesa constataba que, finalmente, todas las empresas pasaron por caja y pagaron su parte correspondiente hasta completar la cantidad pactada: “Era una comisión de cerca de 80/100 millones de un proyecto de siete mil millones”.

Corinna reconocía ante sus interlocutores que remitió un email al entonces Rey aconsejándole que no cobrara por sus gestiones: “Bajo ninguna circunstancia. Esto es ilegal, completamente ilegal. Yo creo.. sí, sí, absolutamente. Y él ya no me lo comenta porque sabe que estoy en contra de esto”, manifestaba.

La ex compañera del monarca asegura que intentó persuadir en todo momento a Juan Carlos de retirarse de aquel plan: “Yo le dije: ‘!Estás completamente loco! Vas a recibir dinero de Irán, ella es iraní’. Irán estaba en la lista de países.. Podía ir a la cárcel por lo que se estaba haciendo. Le dije: ‘Vas a recibir comisiones de las empresas españolas que han logrado el contrato del tren y a ti te paga el Gobierno español para representar la industria española. No puedes recibir este dinero’. Se enfadó mucho conmigo”.

Y la princesa alemana apostillaba: “¿Sabes cuál es el problema? El Rey no tiene el concepto de lo que es legal y lo que es ilegal, porque lo ha hecho siempre”.

Lo último en Investigación