Villarejo también hizo “tareas de penetración” en casos de corrupción “en diversas comunidades”

Comisario Villarejo
Imagen del comisario Villarejo (EP).
Comentar

Las operaciones de captación de topos y de penetración del comisario José Villarejo en los casos de corrupción política no fueron exclusivas del caso Gürtel y Bárcenas. La hoja de servicios de Villarejo a la que ha tenido acceso OKDIARIO refleja que llevó a cabo este tipo de dispositivos para rescatar documentos en poder de Luis Barcenas y que incluían información sensible de Javier Arenas, Soraya Sáenz de Santamaría y María Dolores de Cospedal. Pero también en otras operaciones repartidas por “diversas comunidades de España”, según relata literalmente el informe.

El documento que hoy publica este diario tiene el sello de entrada con registro oficial de la Dirección General de la Policía. Su entrada se realizó el 18 de marzo de 2015. Y recoge tanto las operaciones abiertas llevadas a cabo por Villarejo, como las de carácter reservado. Y entre ellas hay un punto que mantiene la discreción pese a reconocer que la firma del comisario aparece en “tareas de penetración e inteligencia sobre corrupción en medios políticos en diversas comunidades de España”.

Villarejo también hizo “tareas de penetración” en casos de corrupción “en diversas comunidades”

Tal y como ha adelantado OKDIARIO, Villarejo fue uno de los principales protagonistas del uso de fondos reservados para pagar al conductor de Luis Bárcenas. El chófer sobornado era Sergio Ríos Esgueva y se le pagó con 2.000 euros al mes durante dos años. Además, el soborno a cambio de que hiciera de topo del ex tesorero y que recuperara documentos sensibles de altos cargos del PP incluyó el enchufe en la escala básica de Policía, punto que se cumplió y que ha llevado a que Ríos Esgueva ocupe en estos momentos una plaza de agente del CNP en uno de los mejores destinos: el de policía en el transporte, un puesto que incluye el AVE gratis.

Las operaciones de Villarejo

Villarejo efectivamente ha dejado su rastro en numerosas operaciones de tipo político. Tuvo presencia en el caso del ‘pequeño Nicolás’. Y dejó verse en la gestión y grabación de conversaciones en el caso del dúplex de lujo de Ignacio González. También ha intervenido en determinadas actuaciones en el control de la corrupción de los Pujol. Y, sólo por citar alguna más, también en operaciones más antiguas como la de la fuga de Roldán o la investigación del caso Lasa y Zabala.

En el último de los asuntos detectados, su cometido fue directamente el de entregar los pagos con fondos reservados al conductor de Bárcenas sobornado por Interior. El comisario, que realizó todas sus actuaciones bajo el anonimato y el carácter reservado de una operación con “confidente” oculto y protegido, se valió de estas premisas para controlar los movimientos no sólo de Luis Bárcenas, sino también, para contribuir a la retirada de circulación de documentos sensibles de altos cargos políticos.

En esa operación, y tal y como ya ha adelantado OKDIARIO, el rastro de los fondos reservados incluyó la firma genérica del que fuera en aquel momento secretario de Estado de Seguridad, Francisco Martínez, y la coordinación del que fuera director general de Policía, Ignacio Cosidó.

Últimas noticias