Rusia intensifica sus ataques en el Donbás tras tomar Mariúpol y Zelenski dice que es un «infierno»

Rusia
La Defensa de Ucrania publica el plano actualizado de la invasión.

El presidente de Ucrania, Volodimir Zelenski, aseguró este domingo que en estos momentos la región del Donbás «es un puro infierno» a la vez que precisó que «no es una exageración». Duras afirmaciones sobre los ataques de Rusia contra el sur del país y que se habrían intensificado en las últimas horas. Una situación «extremadamente difícil para nosotros», matizó.  Sin embargo, «las fuerzas ucranianas siguen avanzando en la liberación de la región de Járkov», afirmó el presidente.

El ejército ruso ha realizado ataques aéreos y de artillería en el este y el sur, apuntando a centros de mando, a las tropas y los distintos depósitos de municiones. En este sentido, el general Igor Konashenkov, portavoz del Ministerio de Defensa, dijo que los misiles lanzados desde el aire alcanzaron tres puntos de mando y cuatro depósitos de municiones en el Donbás.

En la región de Mykolaiv, también en el sur de Ucrania, cohetes rusos alcanzaron sistemas móviles antidrones cerca del asentamiento de Hannivka, a unos 100 kilómetros al noreste de la ciudad de Mykolaiv.  Los cohetes y la artillería alcanzaron a 583 áreas donde se reagrupan tropas y equipo militar ucraniano, 41 puntos de control, 76 unidades de artillería y morteros en posiciones de tiro, incluidas tres baterías Grad, así como una estación de guerra electrónica ucraniana.

En estos momentos, la intención de los rusos es intensificar sus esfuerzos para tomar Severodonetsk, último punto fuerte de Ucrania en la región de Lugansk. Así lo establece el último informe del Instituto para el Estudio de la Guerra (ISW) que indica que Moscú está llevando a cabo operaciones para cortar las líneas de comunicación terrestres ucranianas entre Severodonetsk y Lysychansk a través del río Severskyi Donetsk.

Rusia bloquea la exportación de 22 millones de toneladas de alimentos

Zelenski cifró en 22 millones de toneladas, la cantidad de alimentos que están siendo bloqueados por Rusia. De esta manera, se refirió a la necesidad de desbloquear sus puertos, algo que debe hacer su país junto a la comunidad internacional.

«La comunidad internacional debe ayudar a Ucrania a desbloquear los puertos marítimos, de lo contrario, a la crisis energética le precederá una crisis alimentaria. Rusia ha bloqueado casi todos nuestros puertos y, por así decirlo, todas las oportunidades marítimas para exportar alimentos: nuestro grano, cebada, girasol y otros».

El presidente ucraniano explicó que habrá una nueva crisis en el mundo. La segunda después de la energética, que fue provocada por Rusia. Ahora «creará una crisis alimentaria si no desbloqueamos las rutas para Ucrania, no ayudamos los distintos países de África, Europa o Asia, que necesitan estos productos alimenticios».

Lo último en Internacional

Últimas noticias