Coronación Carlos III

Carlos III y Camila, coronados reyes de Inglaterra en una ceremonia histórica en Londres

Ver vídeo
  • Irene Tabera
  • Londres
  • Enviada Especial
  • Periodista. Escribo sobre Tribunales y formó parte del equipo de Investigación de OKDIARIO. Antes en Mediaset Italia.

Tras 70 años de espera, Carlos III ha culminado su acceso a la corona. Lo ha hecho en una ceremonia de coronación que ha paralizado Londres y que ha dado la vuelta al mundo. Reino Unido ya tiene a su rey coronado tras la muerte de Isabel II el pasado mes de septiembre, a quien los británicos despidieron entre lágrimas y tristeza. Ahora, tras una espectacular ceremonia precedida de un impresionante desfile militar, Carlos III ya es el nuevo rey de Inglaterra junto a su mujer Camila como reina.

La coronación del rey Carlos ha desatado el furor en Reino Unido. La ilusión, la alegría y el entusiasmo por la coronación ha invadido a los británicos que con atuendos conmemorativos han salido a la calle para vivir de este momento histórico. La coronación se ha vivido como una auténtica fiesta en todo Reino Unido. Pero la locura es tal que algunos ciudadanos han acampado en The Mall -la avenida de acceso a Buckingham Palace- para seguir la coronación. OKDIARIO ha estado con ellos y ha podido comprobar cómo, en tiendas de campaña, los ciudadanos han brindado por Carlos III aguardando la salida del monarca en primera fila.

A las 10:20 de la mañana, cumpliendo con la puntualidad inglesa, la carroza en cuyo interior se encontraba el rey Carlos III ha salido del palacio de Buckingham. Durante el recorrido, el monarca ha sido recibido entre vítores de «¡God save the king!» («¡Dios salve al rey!» en castellano). Agitando banderas británicas, ingleses y visitantes han seguido con júbilo el camino de la carroza Gold State del rey hasta la Abadía de Westminster donde se ha celebrado la ceremonia de coronación. El trayecto ha durado tan sólo 40 minutos y ha estado escoltado por una procesión militar que desfilaba por las inmediaciones de palacio desde primera hora de la mañana.

A las 11:00 de la mañana hora inglesa, el rey Carlos III ha llegado hasta al Abadía de Westminster. Las campanas del templo y trompetas han sonado durante dos minutos para recibir al monarca en este día histórico para la corona inglesa. Dentro de la abadía le esperaban 2.000 personas entre las que se encontraban el Rey Felipe y la Reina Letizia en representación de la Familia Real española. OKDIARIO ha hablado con una de las asistentes a la ceremonia que ha asegurado que no les dejaban tomar fotografías y que han sido citados a las 8:00 de la mañana, es decir, tres horas antes de la llegada del rey Carlos.

En la Abadía de Westminster, los representantes del clero han leído el evangelio de San Lucas y una orquesta de origen italiano ha amenizado la coronación. El rey ha sido coronado mientras permanecía sentado en el trono recibiendo la corona de San Eduardo, una rica obra de orfebrería de más de 300 años. El momento más sagrado de la ceremonia ha sido cuando Carlos III ha recibido la unción de un aceite procedente del Monte de Olivos que ha tenido lugar en secreto.

Para oficiar su coronación, el arzobispo de Canterbury y primado de la Iglesia de Inglaterra, Justin Welby, y otros tres dignatarios han  preguntado a los asistentes si reconocen a Carlos como su monarca y así ha sido. El público ha respondido: «¡Dios salve al rey!». De este modo, Carlos III asume el trono a sus 74 años de edad tras siete décadas esperando reinar.

Durante la ceremonia, Carlos III también ha jurado respetar las leyes de Reino Unido así como los dominios y territorios de los que es soberano. Es importante reseñar que, desde hoy, el rey Carlos se convierte en el monarca soberano de los países que componen la Commonwealth. Además, también Carlos III ha jurado mantener el estatus de la Iglesia de Inglaterra como religión del Estado.

El rey no ha sido el único que ha recibido la corona de oro macizo e incrustaciones de piedras preciosas. Su mujer, la reina Camila, también ha sido coronada como marca la tradición de la realiza británica. Asimismo, Camila ha sido ungida por el arzobispo de Canterbury sólo en la frente y, al contrario que el rey, ante la atenta mirada de los asistentes.

Tras la ceremonia, los monarcas han regresado a la residencia real de Buckingham Palace por el camino inverso al de llegada. La carroza Gold State -utilizada en todas las coronaciones desde Guillermo IV- ha llevado a los monarcas recién coronados a Palacio y desde el balcón han saludado a las multitudes regalando a los fotógrafos una instantánea para la posteridad.

Ingleses y visitantes han seguido la coronación en los bares del país y en las pantallas gigantes que se han desplegado por distintos puntos de las ciudades repartidas en la geografía de las islas británicas. «Estamos muy emocionados, lo estamos viviendo como niños, es un momento histórico», explica una familia entrevistada por este periódico. Y no son los únicos puesto que la ilusión se ha apoderado los británicos que disfrutarán de un día festivo el próximo lunes 8 de mayo para festejar la coronación.

La capital del país, Londres, lleva 24 horas prácticamente blindada. La seguridad urbana ha cortado el paso a las inmediaciones del lugar de la ceremonia y sólo aquellos que han acampado allí han podido acceder a las inmediaciones de la Abadía de Westminster donde ha tenido lugar la ceremonia de coronación. Transitar por Londres, incluso a pie, está siendo una tarea difícil.

Asimismo, las autoridades inglesas han desplegado un dispositivo de seguridad sin precedentes por tierra y aire para mantener la seguridad. Se trata de la operación denominada Orbe Dorado en la que participan 30.000 agentes de la Policía Metropolitana de Londres. Estos efectivos tienen previsto utilizar tecnología de reconocimiento facial y son los encargados de que no se produzca ningún altercado durante la coronación. Además, varios helicópteros de las Fuerzas Especial de Reino Unido llevan días sobrevolando Londres para tratar de mantener la seguridad durante el transcurso de la coronación. «Londres es estos días el lugar más seguro del planeta», explica Debbie, una policía londinense entrevistada por este periódico.

Inglaterra y el mundo se ha volcado con la coronación. Tras 70 años esperando este momento, la Commonwealth ya tiene nuevo soberano. Se trata del soberano con mayor edad que ha accedido al trono británico. Carlos Felipe Arturo Jorge, hijo de Isabel II, está oficialmente coronado.

Lo último en Internacional

Últimas noticias