Plantas

Cómo plantar esquejes

Plantar esquejes
Pasos para plantar esquejes

Plantar esquejes es una forma perfecta de crear nuestros propios jardines y huertos con las plantas que más nos gustan. Toma nota de estos pasos y ponte manos a la obra.

Plantar esquejes es una de las técnicas esenciales para empezar a crear nuestro propio huerto o jardín. Algunas plantas se pueden empezar a cultivar con esquejes, que se crean con pequeños trozos de la misma que se deben plantar siguiendo unas pautas esenciales. Los tomates o las rosas son una de esas plantas que solo necesita un trocito bien cuidado para empezar a dar sus frutos y crecer de una forma maravillosa.

La propia naturaleza nos enseña a cuidarla y hacerla crecer de una manera sorprendente. Si estás pensando en crear tu propio jardín o quieres hacerte con una serie de plantas, mira si se pueden plantar con esquejes y ponte manos a la obra.

Pasos para plantar esquejes

  1. Vamos a empezar estos pasos determinando la planta que queremos que crezca. Escogeremos un trozo de la planta, intentaremos que sea una rama que se vea bien y esté sana. Con las tijeras de podar cortaremos ese trocito. Lo ideal para esta técnica es escoger un brote tierno que esté en pleno crecimiento, el proceso será mucho más rápido.
  2. Le cortamos de la rama las hojas y las ramas grandes que pueda tener. No quedamos solo con el esqueje, es decir le daremos forma para que las raíces puedan crecer mucho mejor sin nada que pueda entorpecer su crecimiento.
  3. Le haremos una marca al esqueje. Cuando se trata de una rama, debemos determinar la posición en que vamos a poner este trocito. Podemos hacerle un corte en diagonal para saber que colocaremos el esqueje en esa posición.
  4. Los esquejes pueden empezar a cultivarse en agua o en tierra. En el primer paso iremos viendo como van saliendo las raíces, en el segundo será la propia tierra la que vaya determinando el destino de nuestra nueva planta.Cómo plantar esquejes
  5. Cortamos las partes más duras de la base, dejaremos la parte tierna con la ayuda de un ligero raspado, siempre y cuando sean partes de un árbol si son esquejes de plantas no es necesario hacerlo.
  6. Trasplantamos el esqueje a la maceta, la tendremos lista con un sustrato especial que le aporte a la planta una serie de nutrientes esenciales. Podemos mezclarlo con un poco de tierra. Hacemos un agujero en el centro. Introducimos la parte inferior a la tierra y cubrimos con la tierra.
  7. El siguiente paso consistirá en regar de forma regular nuestro esqueje. Al principio de este proceso la mayoría de las plantas necesitan una gran cantidad de agua, teniendo en cuenta que la tierra no debe encharcarse o las raíces podrían echarse a perder. En 2 o 3 semanas nacerán raíces nuevas que asegurarán la vida de la planta.

Con esta técnica tan sencilla podemos empezar a crear nuestro huerto o jardín con esas plantas que nos encantan. Atrévete a disponer de todo lo necesario para convertirte en un jardinero casero.

Últimas noticias