Bricolaje

Cómo pintar un mueble lacado

pintar un mueble lacado
Aprende cómo pintar un mueble lacado paso a paso

Para poder pintar un mueble lacado, debes saber cómo tratar previamente tu mueble de modo que puedas pintar sobre la madera natural.

Hoy en día, parece que los muebles lacados se han convertido en tendencia. En muchos salones, así como en la cocina y hasta en el baño, los muebles presentan un acabado lacado que les aporta un brillo especial, pero ¿cómo cambiar el color a este tipo de muebles? Veamos a continuación, una sencilla guía de pasos en la que os explicamos cómo pintar un mueble lacado.

El origen de la técnica del lacado aunque puede parecer muy actual, lo cierto es que se remonta a Asia, India China o Japón, donde desde la antigüedad se usaba la resina producida por los árboles para llevarla a cabo. Posteriormente, en la segunda mitad del Siglo XX, el desarrollo de polímeros sintéticos, las lacas acrílicas y el agua , también se usaron en el acabado de muebles, dando paso al tipo de lacado que conocemos hoy en día. El mobiliario lacado suele caracterizarse por tener una capa gruesa de color y un acabado que le aporta un brillo especial, de modo que tal vez pienses que cambiar ese calor puede resultar un tarea complicada.

Pasos para pintar un mueble lacado

pintar un mueble lacado

  1. Antes de comenzar, es esencial conocer el material con el que está construido nuestro mueble lacado para evaluar la opción más adecuada a la hora de pintarlo. Si el mueble está hecho de madera, es posible experimentar con el uso de un decapante. Para pintar es necesario cubrir la superficie uniformemente con el decapante, dejar actuar según el tiempo y retirar con una espátula. De esta manera, surgirá el color natural de la madera antes de haber sido tratada para el efecto lacado, que luego se puede tratar con papel de lija y después, ya podremos pintar.
  2. Cuando los muebles están hechos de materiales como el contrachapado, el decapado puede ser contraproducente. En este caso, puedes utilizar la pintura del color deseado y una pintura base o de imprimación , lo que ayudará a que el color se adhiera mejor. Cuando se aplican antes de pintar, los productos imprimadores resultan efectivos porque tienden a nivelar la absorción de la pintura. Sin embargo, si deseas cambiar el color de los muebles lacados con varias capas de pintura, el uso de una capa de imprimación te permitirá obtener un trabajo más uniforme y definido.
  3. Antes de comenzar, recuerda retirar los cajones y las puertas, quitando las piezas que se pueden quitar . De esta manera, el trabajo procederá de manera más rápida y precisa, ya que podrás alcanzar incluso los rincones ocultos evitando la acumulación de pintura. Adherir óptimamente a la pintura requiere una superficie rugosa: usa papel de lija o lijadora. Solo tienes que lijar la capa superficial para crear una base adecuada.
  4. Una vez tengas el mueble listo para pintar, tras haberlo tratado con la capa de decapante, o la de imprimación y haber lijado, ya podrás pintar del color que desees. Desde los esmaltes hasta la pintura de pizarra, las posibilidades son muchas. Por otro lado, si deseas una alternativa rápida para cambiar el color de los muebles lacados, es recurrir a la técnica del decoupage para crear una nueva versión original y llena de fantasía. Todo lo que necesitas son muchos recortes y pegamento de vinilo para darle vida a tu estilo favorito.

Temas

Lo último en How To