Decoración

Cómo hacer una puerta para el Ratoncito Pérez

Hacer una puerta para el Ratoncito Pérez es una manualidad ideal para hacer con los más pequeños de la casa. Toma nota de los secretos de esta puerta hacia un mundo mágico.

Hacer una puerta para el Ratoncito Pérez
Pasos para hacer una puerta para el Ratoncito Pérez

Hacer una puerta para el Ratoncito Pérez es una manualidad divertida y fácil, perfecta para poder compartir con los más pequeños de la casa. Cada niño emprende poco a poco un camino hacía la madurez que lo llevará a perder los dientes de leche. Un proceso que puede ser para algunos traumático. Una forma de acabar con esos miedos es con la ayuda del Ratoncito Pérez. Este ratón está especializado en convertir dientes de leche en regalos maravillosos. Para facilitar la llegada y la salida de este Ratoncito de la habitación de los niños, vamos a hacerle una puerta adecuada para su tamaño. Toma nota de la mejor manera de recibir al señor Pérez en nuestras casas.

Materiales para hacer una puerta para el Ratoncito Pérez

  • Placa de cartón piedra o corcho
  • Cúter
  • Abalorios viejos
  • Pistola de silicona
  • Pintura
  • Barniz incoloro
  • Goma Eva

Cómo hacer una puerta para el Ratoncito Pérez

  1. Empezamos este divertido proyecto buscando el diseño perfecto para nuestra habitación infantil. La puerta del Ratoncito Pérez debe estar estratégicamente situada en ese rincón desde el cual pueda acceder perfectamente a los dientes de leche y emprender de nuevo si camino hacía el reino de la magia.
  2. Con el diseño en mente, dibujamos una puerta sobre un papel. Comprobamos si queda bien en ese sitio que queremos ponerla. Calcamos la puerta y nos ponemos manos a la obra creando una plantilla ideal.
  3. Para este proyecto podemos usar una placa de cartón piedra o corcho, si no tenemos nada en casa parecido, podemos usar las bandejas de verduras que podemos tener en la nevera. El forespan es un material fácil de trabajar y de esta manera podremos usar una base ecológica para esta puerta.Cómo hacer una puerta para el Ratoncito Pérez
  4. Cortamos con el cúter la medida de la puerta. Lijaremos un poco todos los cantos para que quede lo mejor posible y tenga un tacto suave.
  5. Pintamos la puerta con pintura a la tiza, tiene la textura perfecta para no necesitar ninguna capa de más y se seca bastante rápido. Será una manera perfecta de tener la puerta lista en una sola pasada.
  6. Le daremos el color que más nos guste en función del resto de la habitación. Los detalles de la puerta los vamos a hacer con un poco de goma eva, es una manera ideal de trabajar con un material que se corta y pega especialmente bien.
  7. Cuando tenemos la puerta lista le damos una capa de barniz incoloro, de esta manera la estaremos protegiendo y conseguiremos que dure un poco más.
  8. Le colocamos el pomo que podemos crear con un pendiente o abalorio pequeñito y podemos hacer un pequeño cartel con el nombre del Ratoncito.

De esta manera tan sencilla habremos creado una pieza fundamental, la puerta de acceso a un reino mágico que solo nos traerá alegría y felicidad.

Lo último en How To

Últimas noticias