Los dientes de leche. Todo lo que necesitas saber

Características de los dientes de leche
La importancia de los dientes de leche en los niños

La salud de los hijos es algo realmente importante y en sus primeros meses de vida cobra especialmente protagonismo la salida de los dientes. Los que aparecen en primer lugar son los llamados dientes de leche y es fundamental cuidar su estado para que luego se pueda tener una dentadura correcta.

Sigue leyendo y conoce todo al respecto sobre esas piezas dentales.

¿Cuándo salen y cuándo se caen?

Desde los seis meses hasta los 3 años dura el proceso de aparición completa de todos los dientes de leche. En primer lugar, van surgiendo los incisivos inferiores. Después les seguirán incisivos superiores, los molares y los caninos.

De la misma manera, es interesante conocer que la caída de esos dientes comienza a producirse cuando los pequeños tienen entre 5 y 6 años. Un proceso ese que se considera que culminará en torno al momento en el que cuentan con unos 12 años. Eso sí, las llamadas muelas del juicio suelen salir cuando la persona cuenta con una edad comprendida entre los 17 y los 21 años, aproximadamente.

La importancia de los dientes de leche

No solo es necesario conocer cuándo salen y se caen estos dientes de leche sino que también es vital descubrir la importancia que tienen. En ese caso, podemos establecer que son fundamentales para que los pequeños puedan aprender a masticar y a realizar esa acción de la forma correcta.

De la misma manera, juegan un papel esencial a la hora de lograr que luego los dientes definitivos que aparezcan más tarde tengan una base adecuada y salgan de la forma correcta. Y es que eso evitará que los niños presenten problemas de dientes torcidos, de dientes que surgen en las encías e incluso de piezas dentales que se “apilen”.

Ni que decir tiene que los dientes de leche les ayudan también a fortalecer su mandíbula e incluso a poder hablar.

dientes de leche
El proceso de dentición en los niños

Las claves para cuidar los dientes de leche

Además de toda la información que te hemos dado es necesario saber que hay que poner mucha atención al cuidado de ese tipo de dientes. Y es que es la manera de que, hasta que se caigan, se encuentren en perfecto estado, lo que repercutirá positivamente tanto en la salud como en la alimentación de los niños.

En concreto, las medidas que hay que llevar a cabo para mantenerlos bien son las siguientes:

  • Es conveniente que periódicamente el menor acuda al dentista para que este profesional certifique el estado de sus dientes. Eso supondrá, entre otras cosas, que puede detectar algún problema como puede ser una caries.
  • De la misma manera, es esencial que, a diario, el pequeño se cepille los dientes. Debe hacerlo con un cepillo suave y de tamaño infantil, como es lógico. Será suficiente con una vez por la mañana y otra por la noche.

dientes de leche
Cepillarse los dientes

Aspectos interesantes sobre los dientes de leche

Para que puedas completar toda la información sobre los dientes de leche, te vamos a dar a conocer otra serie de aspectos interesantes sobre los mismos tales como estos:

  • Los dientes de leche son un total de 20 y tienen un tamaño menor que los llamados permanentes. Estos, por su parte y contando lo que son las llamadas muelas del juicio, son 32.
  • Se da la circunstancia de que hay niños que nacen ya teniendo algún diente de leche.
  • Aunque no es lo habitual, existen adultos que han mantenido una o varias de esas piezas dentales.
  • Existen situaciones como un problema de desnutrición o incluso una anemia que pueden traer consigo que dure mucho más tiempo lo que es el paso de los dientes de leche a los permanentes.
  • Por regla general, las niñas cuentan antes con las piezas definitivas que los niños.
  • Se considera que, habitualmente, los primeros dientes de leche en aparecer son los que luego caen más pronto.
  • Además de todo lo expuesto, no podemos olvidar tampoco que, en ocasiones, hay pequeños a los que los dientes permanentes les nacen sin que se hayan caído los otros. Una situación que no entraña un problema grave, pero que requerirá ponerse en manos de un dentista para que pueda tomar las decisiones más adecuadas al respecto. Entre esas puede estar el arrancar el de leche.

¿Tomaste nota de toda esta información en pro de conseguir que tus hijos tengan cuidados y en buen estado los dientes de leche?

Lo último en Bebés

Últimas noticias