La gurú del Derecho Constitucional en Cataluña

Teresa Freixes: “La Ley de Transitoriedad es igual a la que llevó a los nazis al poder”

sedición
El Parlamento de Cataluña con Carles Puigdemont y Oriol Junqueras en primera fila. (Foto: EFE)

El verano de Teresa Freixes no entiende de descanso. El “golpe de Estado” de los independentistas, como ella misma lo define, le exige horas extras y presencia en numerosas conferencias. Este jueves amaneció en Barcelona, a mediodía comió en Madrid y terminó cenando en Granada. A la catedrática de Derecho Constitucional le duele su tierra, Cataluña. Y le preocupa su país, España: “La Ley de Transitoriedad es una norma idéntica a la que utilizaron los nacionalsocialistas para alcanzar el poder en la Alemania de 1933“.

Además de su actividad docente en la Universidad de Barcelona, Freixes lidera un movimiento ciudadano llamado Concordia Cívica. Una formación que rechaza “una Cataluña dominada por una ideología”. La jurista lo tiene claro: “Olvidémonos, Cataluña no será independiente… Aquí no se va a consolidar una independencia, habrá unos cuantos locos que la declaren aprobando la Ley de Transitoriedad, pero será una república carente de cualquier base y eficacia jurídica“.

Esta norma ilegal le inquieta sobremanera: “Nadie nos puede obligar a participar de un delito, pero el ciudadano normal no sabe qué puede hacer y qué no puede hacer…”. Freixes se refiere a las cartas que Carles Puigdemont ha enviado a todos los alcaldes para que pongan a disposición de la Generalitat los colegios que formaron parte de las últimas elecciones generales. “Es de locos, ¿quién te puede obligar a hacer algo que es ilegal? Tremendo que esto pase en pleno siglo XXI”.

“Esta ley, además, habilita los mecanismos para elegir una Asamblea Constituyente de tipo bolivariano. No es un mecanismo normal, sino un proceso sin ningún respeto a las normas”. De ahí que Freixes deslegitime todo lo que está pasando en el Parlament a lo largo de estos días. Apunta directamente a su ilegalidad: “El referéndum va contra la Constitución, contra la legislación europea, que exige la integridad territorial de todos los estados, y también es contraria al Código de Buenas Prácticas sobre Referendos de la Comisión de Venecia“. “Legalmente no tiene ningún valor, ya que no hay ley que pueda derogar una Constitución como no hay reglamento que pueda derogar una ley. Es ridículo”, añade.

La colaboradora de OKDIARIO advierte del panorama que se puede dar el próximo 1 de octubre: “No se cumplen las garantías electorales mínimas: carecen de un censo electoral regular —no se puede tener por el mero hecho de que es un referéndum ilegal—, tampoco está garantizado que la consulta y las votaciones se hagan con las garantías mínimas de imparcialidad por parte de interventores y presidentes de mesa”.

La hora del Gobierno

La reunión de Mariano Rajoy y Pedro Sánchez en el Palacio de la Moncloa da esperanza a Teresa Freixes. Tanto el presidente del Gobierno como el secretario general del Partido Socialista han decidido “defender juntos la democracia en Cataluña”. Freixes cree que es fundamental una acción inmediata: “Yo creo que el 1-O no se va a celebrar, pero las medidas tienen que tomarse desde ya, no se puede perder más tiempo”.

La catedrática catalana insiste en que “no podemos esperar a que el 1 de octubre se forme el cirio, hay que tomar medidas cautelares para evitar que se coloque a la población en una situación tan terrible como la que están provocando los independentistas“. Para evitarlo, cree que “el Gobierno puede tomar varias medidas. Por ejemplo, perseguir a los alcaldes sediciosos y detener a quien haga falta, sin que para ello haya que declarar un estado excepcional”.

La profesora y jurista hace hincapié en que “el proceso independentista es como el sarampión. Se curará, pero creo que permanecerá una bronquitis crónica”. Cree que los nacionalistas son los “culpables indiscutibles de esta situación”, aunque recuerda que “la dejación de los diversos gobiernos del Partido Popular y el Partido Socialista” también ha influido: “Compraron votos a cambio de cesiones y llegó un momento en el que los nacionalistas creyeron que tenían derecho a todo”.

Últimas noticias