La chapuza 'progre' de Dubái (IX)

El Gobierno financia talleres de la Asociación de Hombres por la Igualdad de Género en la Expo de Dubái

Expo Dubái
Vista del Pabellón de España en la Expo de Dubái. (Foto: ACE/Borja Aznar)

Pedro Sánchez ha decidido convertir la presencia de España en la Expo de Dubái en todo un instrumento de adoctrinamiento en materia de género:  con ese fin, el Gobierno ha financiado talleres de “igualdad de género desde una perspectiva masculina”. Unos talleres por los que ha pagado a la Asociación Española de Hombres por la Igualdad de Género.

Los preparativos de los talleres se realizaron en el mes de octubre porque, por lo visto, uno de los fines prioritarios de la presencia española en la Expo de Dubái no es el lanzamiento de la economía nacional, sino de la política de género.

Con ese objetivo se organizó la preparación de un taller en el pabellón de España en la Expo de Dubái en coordinación con la institución emiratí Gender Balance Council. Y el objetivo era un gran evento “interactivo y dinámico” para los residentes españoles en Emiratos Árabes con un tema estrella: Igualdad de género desde una perspectiva masculina.

El diseño de los talleres para la Expo de Dubái se le encargó a la Asociación Española de Hombres por la Igualdad de Género (AHIGE) con el encargo de “intentar fomentar actitudes y respuestas igualitarias a través del conocimiento de los procesos de socialización y sus consecuencias”.

La jornada estrella de la divulgación de género se realizó el 23 de octubre. Se trata de uno más de los capítulos que han integrado el derroche del Gobierno de Pedro Sánchez en la Exposición Universal de Dubái 2020. Una presencia que se sigue celebrando en estos momentos y que, de hecho, debe contar con la visita de Pedro Sánchez con el arranque del mes de febrero.

El gasto de España en esta Expo se eleva ya a los más de 11 millones de euros desembolsados en la puesta en marcha del Pabellón progre, de lo cual ha informado OKDIARIO con desglose de una veintena de contratos públicos consultados. Y ese derroche se complementa con otras partidas de gasto hasta sumar un presupuesto total de esta representación, desde sus preparativos hasta el desarrollo de la actividad entre el pasado 1 de octubre y el próximo 31 de marzo, de 32 millones de euros.

El dato de los 32 millones, de hecho, ha sido ya admitido por el Gobierno socialcomunista en respuesta a una pregunta parlamentaria. El pabellón progre de España ha generado, además, polémica con un Belén cuasi fúnebre, expuesto en sus instalaciones durante la pasada Navidad. OKDIARIO reprodujo las imágenes que mostraban a un Niño Jesús, la Virgen y san José representados como si fueran muñecos de vudú.

Otras figuras añadidas, como un ángel en la parte superior, se asemejaban a los personajes del mundo de los muertos de La novia cadáver, la conocida obra de Tim Burton. El polémico Belén no duró mucho en la exposición: fue retirado en pleno enfado de la propia delegación española por el aspecto tétrico del Nacimiento.

Otro de los capítulos polémicos de la presencia de España en esta Expo lo protagonizó el show de un transformista de ultraizquierda pagado, de nuevo, con fondos públicos españoles. El acto contó como protagonista con el «agitador folklórico» Rodrigo Cuevas, defensor del bable como «lengua oficial» y simpatizante de los socios separatistas del Ejecutivo, como muestra en las redes sociales.

Cuevas actuó el pasado 18 de noviembre en el pabellón español de Dubái en una Performance & talk y el día 20 del mismo mes en la Sharjah Art Foundation, una entidad de Emiratos Árabes Unidos (EUA) que promueve el «arte contemporáneo». Ambas actuaciones fueron organizadas por la Embajada de España en los EUA y el pabellón de España, que depende de la empresa pública Acción Cultural.

Fuentes consultadas por OKDIARIO apuntan que los emolumentos recibidos por Rodrigo Cuevas, que trabaja con la productora El Cohete Internacional SL, habrían sido gestionados por la Embajada de España en Dubái. Para colmo, el Pabellón progre de España en Dubái prefirió optar por tonos naranjas y amarillos para su imagen principal -formada por volúmenes cónicos-, lejos de los colores oficiales de España, y ha apartado la bandera nacional, colocándola en un lateral del recinto, junto a la de Emiratos Árabes y la europea y al lado de unas palmeras, en vez de hacer gala de ella, como hacen de forma tradicional todos los países. La encargada del Pabellón es Acción Cultural, empresa pública dependiente del Gobierno de Pedro Sánchez y dirigida por el socialista José Andrés Torres Mora.

Lo último en España

Últimas noticias