La radio de la Generalitat ridiculiza a Torra: "La ONU no ha dictado ninguna resolución sobre los presos"

Torra
El presidente de la Generalitat, Quim Torra (Foto: Getty).

Incluso la radio pública de la Generalitat, Catalunya Ràdio, deja en ridículo al presidente Quim Torra. El programa Catalunya Migdia se ha visto obligado a reconocer que Torra miente cuando exige cumplir "la resolución de la ONU" que pide la puesta en libertad de los golpistas Oriol Junqueras, Jordi Cuixart y Jordi Sànchez.

El periodista Òscar Fernández y la escritora independentista Empar Moliner han llegado a esta conclusión en la sección de su programa dedicada a desmontar fake news. Quim Torra ha impartido esta semana las siguientes instrucciones a los jefes de las delegaciones de la Generalitat en el exterior: "Tenemos una resolución de las Naciones Unidas que está pidiendo la inmediata puesta en libertad de nuestros compañeros. Haced llegar a vuestros países la resolución de la ONU, una resolución importantísima".

En tan sólo dos frases, Torra miente tres veces, pues no existe tal resolución, como ha aclarado en Catalunya Radio el abogado experto en Derecho internacional y ex presidente de la Asociación de las Naciones Unidas en España, Eduard Segarra.

Este experto se ha mostrado tajante al constatar que el presidente de la Generalitat miente: "No, no es una resolución de la ONU", ha explicado, "es un dictamen de un Grupo de Trabajo sobre Detención Arbitraria. Las resoluciones de la ONU las emite su Consejo de Seguridad y su Asamblea".

En realidad, ni siquiera es una resolución. El propio comunicado difundido por el Comité de Derechos Humanos de la ONU aclara que se trata de una "opinión" del mismo Grupo de Trabajo del que era miembro hasta 2017 el abogado Ben Emmerson, contratado por Junqueras, Cuixart y Sànchez para "internacionalizar" el procés.

Y hay muchos motivos por los que es papel mojado el comunicado de este Grupo de Trabajo, cuyos miembros demuestran un absoluto sectarismo y desconocimiento de la legislación española. En primer lugar, cuando sostiene que los tres golpistas están en la cárcel por ejercer su "libertad de expresión".

O cuando afirman que un referéndum de independencia está completamente "permitido" por la legislación española. El comunicado también ignora por completo la separación de poderes, al exigir al Gobierno español que ponga en libertad a los golpistas, una decisión que tan sólo pueden tomar los tribunales de Justicia.

En realidad, el Grupo de Trabajo ha asumido íntegramente los argumentos que le ha suministrado el abogado de Oriol Junqueras, Ben Emmerson, que hasta hace poco era miembro del mismo Grupo de Trabajo y por tanto mantiene una estrecha relación personal con los autores del informe.

ONU
El propio comunicado del Comité de Derechos Humanos de la ONU aclara que se trata de la "opinión" los miembros de su grupo de trabajo.

Como ha informado OKDIARIO, la Generalitat pagó 1,4 millones de euros a un lobby norteamericano, Independent Diplomat (ID), al que encomendó entre otras misiones ganarse el favor de altos cargos del Comité de Derechos Humanos de las Naciones Unidas (ONU) para que avalaran el proceso de independencia de Cataluña.

Un año antes del referéndum ilegal del 1-O, y siguiendo las recomendaciones de este lobby, Puigdemont concedió una subvención 100.000 euros públicos al Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, cuyos "expertos independientes" defienden ahora a los golpistas presos.

Lo último en España