Renovación CGPJ

Podemos traga ahora con el nuevo CGPJ pactado por PP y PSOE pese a exigir su despolitización

Pablo Iglesias
La ex diputada de Podemos Victoria Rosell acompañada por el líder del partido, Pablo Iglesias (Foto: Efe)

La dirección de Pablo Iglesias: "El día que gobernemos, cambiaremos el sistema de elección"

Marchena, jefe de la sala que instruye el 1-O, nuevo presidente del Supremo y el CGPJ

Podemos no piensa romper con el Gobierno de Pedro Sánchez por pactar con el PP la nueva composición del Consejo General del Poder Judicial y, por ende, la presidencia del Tribunal Supremo. Lejos de lanzar un ultimátum al Ejecutivo socialista para retirarle o condicionar su apoyo parlamentario, la formación morada sólo ha afirmado este lunes que su única exigencia es que haya amplia presencia de mujeres en el CGPJ, según ha señalado en rueda de prensa la co-portavoz estatal, Noelia Vera. "Nuestra única exigencia es que sea un Consejo feminista", ha declarado.

Pese a que ya hay un acuerdo alcanzado por PSOE y PP para que sea Manuel Marchena quien pase a presidir el CGPJ y el Supremo, Podemos ha enfatizado que tal responsabilidad debería recaer en una mujer siguiendo las reivindicaciones del 8-M. Aquí, el partido de Pablo Iglesias ha manifestado que tienen que ser los vocales del CGPJ quienes elijan a su presidente y no por dos fuerzas políticas "en un despacho".

Con todo, ello no será inconveniente alguno para que Podemos participe por primera vez de esta renovación. "El día que gobernemos cambiaremos el sistema de elección, mientras eso no pase, no vamos a permitir que se sigan tomando decisiones en contra de la gente, porque hay presiones de los poderosos. Formaremos parte de cualquier institución", ha asegurado la diputada morada.

Esta posición choca frontalmente con lo que ha venido defendiendo Podemos en los últimos años, abogando por una plena despolitización de la Justicia. De hecho, en el programa electoral con que concurrió a las últimas elecciones generales, prometió "establecer la elección directa por parte de la ciudadanía de los quince miembros del CGPJ" (reducía el número de 20 a 15). Ahora, es Ciudadanos el único de los grandes partidos que mantiene este discurso y por ello no ha participado en las conversaciones al respecto con el Gobierno.

Preguntada sobre si Podemos tendrá dos miembros dentro de la nueva mayoría progresista del CGPJ, Noelia Vera ha dicho que "no se han negociado ni nombres ni cupo, porque el Gobierno todavía está en conversaciones con el resto de formaciones políticas", ha esgrimido. No obstante, todo apunta a que una de sus representantes en el órgano de gobierno de los jueces será su excompañera de bancada en el Congreso Victoria Rosell.

Mayoría progresista de 11 a 9

El presidente de la Sala Segunda del Tribunal Supremo, el conservador Manuel Marchena, ha sido consensuado por PP y PSOE como el nuevo presidente del Tribunal Supremo y del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), en virtud de un pacto alcanzado por el Gobierno y los populares, han informado este lunes fuentes gubernamentales.

Los socialistas han aceptado así el nombre propuesto por el PP a cambio de pasar a tener una mayoría progresista en el órgano de gobierno de los jueces. Marchena iba a presidir el juicio contra los presos golpistas en el Supremo, y fue propuesto por el PP como candidato a presidir el CGPJ. En base a este acuerdo, el Consejo contará con mayoría progresista, de 11 a 9, de los 20 sillones que está formado este órgano.

Tras las negociaciones del fin de semana, el Partido Popular ha accedido a que el sector conservador esté en minoría del nuevo CGPJ, con sólo 9 de los 20 miembros, a cambio de que el presidente fuera Manuel Marchena.

Según fuentes gubernamentales, el acuerdo ha priorizado que no se bloqueara en este momento la renovación del CGPJ, tras el fallo del Supremo sobre el pago del impuesto de Actos Jurídicos Documentados (AJD). Este lunes finalizaba el plazo otorgado en el Congreso para que los grupos presenten sus candidatos a la renovación del órgano de gobierno de la Justicia.

En el actual Consejo, renovado en 2013 coincidiendo con la mayoría absoluta del PP, 10 diez de los 20 vocales fueron propuestos por los populares, siete por los socialistas y CiU, PNV e Izquierda Unida, uno cada uno.

Lo último en España