Sánchez subirá la mayoría de los despidos de los 20 días por año trabajado actuales a 33

El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, tiene preparada una profunda subida de los costes de los despidos que pagan las empresas españolas. Con ese propósito, el PSOE tiene prevista una revisión de las causas que permiten realizar despidos más baratos a las compañías. En concreto, los socialistas revisarán las condiciones que habilitan el conocido como despido objetivo. El resultado será que todos los casos que no puedan acogerse a este despido pasarán de los 20 días por año trabajado actuales a 33.

Los objetivos de los socialistas de cara a la nueva reforma laboral que ya preparan pasan, de este modo, por reformar la regulación del despido para endurecer las causas del despido objetivo. También pasan por reformar la legislación sobre contratación y subcontratación laboral a efectos de limitar la subcontratación a servicios especializados ajenos a la actividad principal de la empresa, y para asegurar más los derechos de los trabajadores. Punto que, de nuevo, encarecerá los costes laborales de las empresas.

Ese plan incluye, además, incrementar las exigencias a las empresas en los procesos de modificación sustancial de las condiciones de trabajo, revisando su regulación para favorecer soluciones negociadas más caras y con posible presencia de los sindicatos. 
Y, por supuesto, los socialistas pretenden devolver la hiperactividad de los convenios colectivos, más allá de las previsiones contenidas en el mismo, tras la finalización de su vigencia y hasta la negociación de uno nuevo; reforzar la obligación de constancia expresa del horario de trabajo en el contrato a tiempo parcial; y disparar las actuaciones de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social para limitar el uso de la contratación temporal y tiempo parcial y combatir la economía sumergida.

Todo supondrá más costes. Pero uno de los principales encarecimientos será el provocado por el endurecimiento de las causas que permiten acogerse al despido por causas objetivas.

El despido por causas objetivas o despido objetivo se regula en el Estatuto de los Trabajadores y puede producirse por las siguientes causas:
ineptitud del trabajador; falta de adaptación a las modificaciones técnicas necesarias; causas técnicas, organizativas, productivas o económicas; o faltas de asistencia al trabajo justificadas pero intermitentes.

Y si la empresa se puede acoger a estas causas, el coste del despido queda en una indemnización de 20 días por año trabajado, debiendo pagarse en el mismo momento de entregarle la carta de despido al trabajador, con un tope máximo de 12 mensualidades (es decir, en ningún caso la indemnización podrá ser superior al resultado de multiplicar el salario mensual por 12).

Sánchez quiere ahora reducir las causas para acogerse a este despido barato y mandar buena parte de los despidos a otra categoría y coste mayor: con una indemnización de 33 días por año trabajado: el despido de tipo improcedente, con un tope máximo, además, de 24 mensualidades (es decir, en este caso la indemnización no podrá ser superior al resultado de multiplicar el salario mensual por 24).

Pero incluso podría ocurrir que el coste llegase a una indemnización mixta: 33/45 días por año trabajado. Si el despido es de tipo improcedente, y el contrato del trabajador se celebró con fecha anterior al 12 de febrero de 2012.

Todo un incremento de costes que golpeará a las empresas en plena desaceleración.

Lo último en España

Últimas noticias