El presidente en funciones busca los apoyos para otra posible investidura

Pedro Sánchez quiere reunirse a solas con Garzón como líder de Izquierda Unida para presionar a Iglesias

Este lunes, Sánchez viajará a Valencia para reunirse con la coportavoz de Compromís Mónica Oltra y el portavoz en el Congreso Joan Baldoví.

El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, pretende conseguir el apoyo de Podemos en la segunda ronda de consultas que Felipe VI convocará en las próximas semanas, a base de presiones manteniendo contactos con los socios de la formación morada como los valencianos de Compromís o Izquierda Unida.

Sánchez viajará este lunes a Valencia para reunirse con la coportavoz de Compromís, Mónica Oltra, y su portavoz en el Congreso, Joan Baldoví, en un encuentro al que también acudirán el presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, y el secretario de Organización del PSOE y ministro de Fomento en funciones, José Luis Ábalos.

A lo largo de esta semana, o la próxima, Sánchez se quiere ver también con el líder de Izquierda Unida, Alberto Garzón, que hace unos días se pronunció a favor de apoyar un acuerdo programático con el Partido Socialista, en una fórmula parecida a la vía portuguesa que defiende el secretario general del PSOE y ganador de las últimas elecciones.

Según fuentes cercanas al presidente en funciones, la intención de éste es reunirse con Garzón como líder de un partido nacional con representación parlamentaria aunque sin grupo. De esta forma haría la pinza a los dirigentes del grupo confederal de Unidas Podemos, añadiendo presión sobre Pablo Iglesias, Pablo Echenique e Irene Montero, que son los más reacios a apoyar un gobierno del que no formarán parte.

De momento desde el PSOE sólo confirman la celebración del encuentro de este lunes en Valencia con Compromís, aunque fuentes del partido consultadas por este periódico aseguran que se trata sólo del inicio de una nueva estrategia para lograr los apoyos necesarios en el debate de investidura. De hecho, en la anterior ronda, Sánchez no se puso en contacto en ningún momento con los grupos minoritarios, dejando esas funciones en manos de Ábalos y Adriana Lastra.

Tampoco está claro si, entre esos nuevos encuentros que va a mantener Sánchez en los próximos días, se incluyen también los independentistas de Esquerra Republicana y Junts per Catalunya, con quién ya negociaron Ábalos y Lastra en la anterior ocasión. Con quien no habrá reunión, avanzan esas mismas fuentes, será con VOX y EH Bildu.

Lo último en España

Últimas noticias

. . . . . . . . .