Iglesias se blinda en Podemos desde Moncloa: su lista para Vistalegre incluye a 11 cargos del Gobierno

El vicepresidente del Gobierno, Pablo Iglesias, ha presentado este domingo su equipo de cara a la Asamblea en la que blindará su liderazgo en Podemos

Pablo Iglesias
El vicepresidente del Gobierno y líder de Podemos, Pablo Iglesias. Foto: EFE

El vicepresidente social del Gobierno y secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, se ha rodeado afines que ya le acompañan en el Ejecutivo para blindar su poder en Podemos.

La candidatura de Iglesias para la Asamblea que el partido celebrará en marzo -ya no será en el recinto de Vistalegre, como las dos anteriores, sino en Leganés (Madrid)- y con la que se renovará la dirección podemita, incluye a once miembros que ocupan responsabilidades en los ministerios de Podemos en el Gobierno socialcomunista.

Se trata de Irene Montero (Ministra de Igualdad), Ione Belarra (secretaria de Estado de Agenda 2030), Noelia Vera (secretaria de Igualdad), Juanma del Olmo (director de Comunicación de la vicepresidencia), Nacho Álvarez (secretario de Estado de Derechos Sociales), Sergio García Torres (director general de Derechos Animales), María Teresa Pérez (directora general del Injuve), Héctor Illueca (director de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social), Beatriz Gimeno (directora del Instituto de la Mujer), Rita Bosaho (directora general para la Igualdad de Trato y Diversidad Étnico Racial) y Julio Rodríguez, jefe de gabinete de Iglesias. Muchos de ellos ya formaban parte de la dirección de Podemos. La lista constata así la estrecha vinculación entre el partido y los elegidos por Iglesias para formar parte de sus competencias en el Ejecutivo. Iglesias se nutre de su núcleo duro, tanto en sus funciones en la formación como en el Gobierno.

El liderazgo de Iglesias está fuera de duda. Reforzado por su entrada en el Ejecutivo, el líder morado llegará además a este congreso sin la competencia de anteriores ocasiones, representada por el cofundador de Podemos, Íñigo Errejón -ahora líder de Más País- y los anticapitalistas, que han anunciado su salida del partido.

Además, de los diez candidatos que aspiraban a disputarle el cargo, todos ellos sin poder orgánico en el partido, sólo uno, Fernando Barredo, ha logrado los avales necesarios para poder concurrir al proceso. El ex dirigente de la corriente crítica en Castilla-La Mancha ya concurrió en la anterior Asamblea, Vistalegre 2.

También está prevista la incorporación a la lista de la portavoz en la Comunidad de Madrid, Isa Serra o el presidente del grupo parlamentario de Podemos, Jaume Asens. Además de diferentes líderes autonómicos, como los secretarios generales de Castilla y León, Canarias, Galicia o el candidato a las autonómicas en esta comunidad, Antón Gómez Reino, así como la aspirante a dirigir el partido en la Comunidad Valenciana, Pilar Lima o el líder de la gestora en Murcia,  Javier Sánchez Serna. No se incorpora, sin embargo, a Gloria Elizo, que no revalidará el cargo en Vistalegre 3, ni tampoco al ‘anticapi’ Miguel Urbán.

Fin a la limitación de cargos

Entre las principales novedades que presentará Iglesias, destaca la supresión de la limitación de cargos internos, además de permitir que un cargo ocupe más de una función pública. Hasta ahora, sólo está permitido compatibilizar dos cargos públicos en el caso de que uno esté vinculado a otro.

La Asamblea tendrá que renovar los estatutos y se prevé, además, impulsar el papel de la militancia, mejorar la estructura territorial y actualizar el perfil del partido, condicionado a la entrada en el Gobierno.

«Poder popular»

En la presentación de su equipo, este domingo, Iglesias ha arremetido contra quienes han «trabajado» para que su partido no entrara en el Gobierno y a los que han criticado que forme parte el Consejo de Seguridad Nacional.

El líder podemita ha reconocido que los seis años de vida del partido han sido «muy difíciles», en los que la militancia «ha tenido que aguantarnos a nosotros mismos y resistir nuestros propios errores».

Sin embargo, sus mayores críticas han sido para lo que denomina «cloacas» -una referencia insistente en todos sus discursos- y que, ha dicho, «no han cumplido sus objetivos, a pesar de haber trabajado para que no entráramos en el Gobierno».

En cuanto a los retos a los que se enfrenta el partido, ha considerado que pasan por «luchar, crear poder popular».

En este contexto, ha vinculado su trabajo en el partido y en el Ejecutivo. «Nuestra acción de partido tiene que ir en la misma dirección que nuestra acción de Gobierno, esto no significa subordinar al partido a las decisiones que tome el Gobierno, sino entender que la construcción de contrapoderes sociales es lo que le toca a una formación política que entiende que existen clases sociales y que las clases tienen intereses distintos», ha señalado Iglesias.

Lo último en España

Últimas noticias