Las mentiras separatistas: del muerto que estaba vivo a las fotos de heridos por los Mossos en 2012

heridos cataluña
Una de las falsas imágenes que corre por Twitter.

Según el Departamento de Salud de la Generalitat, 893 personas resultaron heridas durante el 1-O por los enfrentamientos de los independentistas con la Policía y la Guardia Civil. No obstante, de este número la inmensa mayoría de ellos sólo sufren lesiones leves.

Prueba de ello es que tan sólo cuatro personas siguen hospitalizadas tras los altercados. De estas cuatro, dos de ellas se encuentran en estado grave pero estable: una sigue en el Hospital de Sant Pau como consecuencia de una herida ocular tras el impacto de una pelota de goma durante un enfrentamiento con la Policía.

El otro herido grave es una persona de 70 años que sufrió un infarto y que ahora está estable tras su ingreso en el Hospital Universitario Valle de Hebrón. Este hombre sufrió un paro cardiorrespiratorio cuando los efectivos policiales desalojaron el colegio electoral del barrio de La Mariola, en Lérida. El secretario Igualdad, Migraciones y Ciudadanía de la Generalitat, Oriol Amorós, difundió a través de Twitter la muerte falsa de esta persona con el objetivo de conseguir relevancia en medios internacionales. Los propios internautas le recordaban que se encontraba fuera de peligro tras la intervención de los servicios de emergencia.

Las otras dos personas ingresadas, de la cuatro que siguen en hospital, se encuentran en estado menos grave, en los centros de Calella y de Manresa, en Barcelona.

Usaron bulos en las redes sociales

Los independentistas trataron de magnificar la cifra de heridos difundiendo en las redes sociales bulos e imágenes falsas. Llegaron a divulgar una instantánea de un niño herido en una carga policial de los Mossos en 2012 en Tarragona, con motivo de la huelga general de aquel año.

Otra de las fotos que difundieron fue la de un hombre sangrando por la cabeza correspondiente a una manifestación minera en Madrid, también en 2012.

Una de las imágenes que más se comentó en redes sociales fue la de una mujer mayor que estaba sangrando en un colegio electoral. Los separatistas no dudaron en afirmar que la herida fue consecuencia de una carga policial dentro del centro. No obstante, los usuarios denunciaron que la señora mayor se cayó por las escaleras.

Los secesionistas compartieron la foto de una mujer con una herida en la cabeza tras un enfrentamiento con la Policía Nacional en las calles de Barcelona.

Muchos usuarios apuntaron a que la sangre de esta supuesta víctima sería falsa al no haber ninguna herida abierta visible.

Según pudo saber OKDIARIO, a través de sus enviados a Barcelona para cubrir la jornada del 1-O, el golpe de la Policía existió. Pero después ella no quiso hablar con ningún periodista para relatar los hechos, puesto que sólo quería hacerlo con la cadena pública de TV3. Tampoco quiso en ningún momento limpiarse la herida para que no perdiera impacto la entrevista a nivel audiovisual.

Ante esto, la propia Policía Nacional usaba su cuenta de Twitter para desmentir las numerosas falacias que se vertían contra ellos por el 1-O.

El PP duda de que estén heridos «de verdad»

El coordinador general del PP, Fernando Martínez-Maíllo, ha puesto en duda este lunes que hayan 893 personas «de verdad» heridas. «Lo sucedido ayer, sin censo, ni comisión electoral ni comisión electoral, con gente votando 10 o 14 veces, fue un pucherazo, un engaño y una manipulación, igual que lo de los 800 heridos», ha afirmado.

Y es que para el dirigente del PP, los independentistas llevan a cabo «una gran operación de marketing, manipuladora, de victimización del independentismo para sacar provecho político».

Agentes de la Policía y Guardia Civil heridos

Tanto la Policía como la Guardia Civil también fueron agredidos por los independentistas en su misión de cumplir con la legalidad. Dos coches patrulla de la Benemérita abandonaron el centro de Sant Carles de la Rápita (Tarragona) por una lluvia de piedras arrojadas por un grupo de violentos independentistas radicales.

En el colegio de Sant Joan de Vilatorrada (Barcelona), un policía recibió un sillazo de un independentista nada más entrar al centro para retirar material electoral. El radical tiró el objeto al grito de ‘¡Visca Catalunya!’.

El Ministerio del Interior cifra en 431 personas el número de agentes heridos de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, de los que 39 necesitaron asistencia médica inmediata.

«Heridos de carácter leve por contusiones, arañazos, mordiscos y patadas», han informado fuentes del Ministerio. De los 39 que necesitaron ayuda inmediata, 19 eran policías nacionales y 20 guardias civiles.

Lo último en España

Últimas noticias