La manifestación de Vox del sábado empezará en Cibeles y pasará por Colón

La Delegación del Gobierno en Madrid, a diferencia de lo que ha ocurrido en otras comunidades, sí ha autorizado la marcha

vox
Iván Espinosa de los Monteros (Vox).

Vox lo tiene todo listo para manifestarse en Madrid el sábado en contra de la gestión del Gobierno durante la pandemia del coronavirus. La Delegación del Gobierno en la capital, a diferencia de lo que ha ocurrido en otros territorios, ha autorizado la celebración de la protesta tras pedir algunas rectificaciones del itinerario a los organizadores. El partido de Santiago Abascal ha hecho público, esta tarde, el recorrido de la manifestación en la ciudad.

La marcha de la capital de España tendrá su origen en la Plaza de Cibeles, desde la que podrán acceder todos los vehículos desde el Paseo de Recoletos en dirección norte. El recorrido que harán los coches irá por el Paseo de Recoletos en dirección a la Plaza de Colón. Allí girará por la calle Goya y después por la de Serrano. Una vez en la Plaza de la Independencia, los coches que estén participando tendrán la opción de reincorporarse a la marcha, bajando el tramo de la calle de Alcalá hasta Cibeles, para repetir el recorrido; o abandonar la marcha en la misma Puerta de Alcalá.

El portavoz de Vox en el Congreso, Iván Espinosa de los Monteros, ha anunciado que su formación ha presentado recurso a la decisión de las delegaciones del Gobierno en Cataluña y Castilla y León prohibiendo las manifestaciones en esos territorios. Si la justicia no les da la razón, no obstante, habrá protestas igualmente, aunque no serán en el formato inicial.

En este sentido, Espinosa de los Monteros ha advertido «que los españoles se deberían poder manifestar, guardando las normativas». Desde Vox consideran que es una «incongruencia» la postura adoptada por Pedro Sánchez el sábado, diciendo que «los derechos siguen intactos», mientras algunos de sus representantes territoriales deniegan autorizaciones.

Contra Iglesias

El portavoz de Vox en la Cámara Baja ha sido muy crítico con las declaraciones del vicepresidente segundo, Pablo Iglesias, animando a manifestarse en los domicilios de los dirigentes de su formación del PP. Espinosa cree que se trata de «una enorme irresponsabilidad de un vicepresidente a quién el cargo le queda grande». Habla incluso de «ineptitud».

Los de Abascal consideran «intolerables» las palabras de Iglesias, al que acusan de «seguir en la rebelión». Vox opina que el líder de Podemos «tiene miedo de ver que los españoles están cada vez más alejados de sus ideas marginales y radicales» y le recuerdan «cuándo él animaba a rodear el congreso o agredir a la Policía».

Lo último en España

Últimas noticias