Un juzgado condena a Rubio a pagar las costas por exigir el secuestro del filme sobre Paesa

paesa-hombre-mil-caras
Eduard Fernández, caracterizado como Francisco Paesa en 'El hombre de las mil caras'.

El Juzgado de lo Mercantil número 8 de Madrid condenó al periodista Antonio Rubio al pago de las costas judiciales tras el intento de boicotear el estreno de la película El hombre de la mil caras durante el pasado Festival de Cine de San Sebastián. El periodista presentó ante esa instancia judicial una solicitud de medidas cautelares porque, según él, la película de Alberto Rodríguez, se basaba en una serie de reportajes que había publicado en EL MUNDO en la década de los 90.

La titular del Juzgado, María Serantes Gómez, desestimó el pasado 9 de septiembre las pretensiones del periodista de ‘secuestrar’ el filme, que luego no se acogió a su derecho de recurrir la sentencia. La magistrada afirmaba que el demandante carecía de "justificación de la titularidad" de los derechos. El hombre de las mil caras, la película dirigida por Alberto Rodríguez (La isla mínima, 2014) está nominada a 11 candidaturas a los premios Goya que se fallan este fin de semana. Una de las nominaciones corresponde al Mejor Guión Adaptado, escrito por Alberto Rodríguez y Rafael Cobos y basado en el libro de Manuel Cerdán, El espía de las mil caras, que narra las peripecias del agente secreto Francisco Paesa.

sentencia-antonio-rubio
Sentencia contra Antonio Rubio del Juzgado de lo Mercantil nº8 de Madrid.

Fuentes de los Juzgados de lo Mercantil califican la acción judicial como un "acto temerario" y "una pataleta extrajudicial", sin ningún fundamento jurídico: "Con este tipo de demandas, sin ninguna posibilidad de prosperar, sólo se busca hacer daño por despecho y por celos profesionales", concluyeron las mismas fuentes.

sentencia-antonio-rubio
Sentencia contra Antonio Rubio del Juzgado de lo Mercantil nº8 de Madrid.

Sin embargo, ni el rapapolvo jurídico del Juzgado de lo Mercantil de Madrid ni el pago de las costas han persuadido al periodista Antonio Rubio para que desista de sus ataques hacia El hombre de las mil caras. Aprovechando la cercanía de los Goya, Rubio publicaba anteayer su enésimo tuit pretendiendo apropiarse, una vez más, del argumento de la obra. El titular resultaba obsceno e insultante para su director, Alberto Rodríguez: "La verdadera película de Paesa". Además adjuntaba un archivo con unas declaraciones de Jesús Guimerá, que aparecía en la entrevista de espaldas.

antonio-rubio-twitter
Captura del tuit de Antonio Rubio.

Guimerá, quien durante años fuera el lugarteniente de Francisco Paesa y en la película aparece como el personaje Camoes, fue uno de los testigos que pretendía utilizar Rubio en la demanda judicial. Finalmente, la juez renunció a su testimonio porque era innecesario. El ex piloto de Iberia fue detenido y encarcelado, en junio de 2008, por un asunto de narcotráfico, en medio de una gran redada de la Guardia Civil conocida como operación Ládano.

Según publicó la revista Interviu en aquel año, el hombre de confianza de Paesa hasta 1997, colaboraba con una red de narcos colombianos que se dedicaban a introducir hachís de Marruecos a España. Guimerá, según la investigación policial, era el propietario de seis avionetas y uno de sus pilotos.

antonio-rubio-twitter-cronica-el-mundo
Archivo adjunto al tuit de Antonio Rubio.

Rubio, en la actualidad coordinador del Máster de Investigación de EL MUNDO, vinculado a dos universidades madrileñas, acudió a los tribunales acompañado de su abogado Santiago Torres. Se trata del magistrado que renunció a su carrera judicial cuando instruía el sumario contra la banda de los Miami, pero después de poner en libertad a dos de sus integrantes. Torres, a petición de Rubio, fue uno de los personajes del año seleccionado por la revista Vanity Fair.

Solidario con las tesis de ‘Público’

Tras el furibundo ataque de Público a OKDIARIO y a su director Eduardo Inda, a partir de una grabación ilegal a un comisario de Policía, el coordinador de la Escuela de EL MUNDO recomendó públicamente la lectura de un reportaje que había vulnerado las más elementales normas deontológicas del Periodismo. El responsable del Aula, en la que se forman a futuros reporteros, daba pábulo al método de grabaciones subrepticias e ilegales.

Sorprendía tal pronunciamiento porque la autora de la información de Público, Patricia López, publicó en marzo de 2015 en la revista de AUSBANC –la de la organización de Luis Pineda, que está en la cárcel– un reportaje sobre "el ex juez que ‘liberaba’ narcotraficantes". Y ese magistrado no era otro que Santiago Torres, el abogado de Rubio. La revista dice de él que "cometió numerosas irregularidades en la instrucción", según la Fiscalía, y que "dictó el sobreseimiento libre de dos de los imputados".

RUBIO-PUBLICO
Captura del tuit de Antonio Rubio en el que se alinea con ‘Público’.

La sentencia contraria a Rubio no era la primera de su vida profesional. En 1993 fue condenado por el Tribunal Supremo por delito de calumnia porque el autor de las informaciones nunca pudo demostrar la veracidad de la imputación. El tribunal señalaba: "Las expresiones vertidas no pueden tildarse de información veraz […] dado que requería un deber de comprobación de hechos".

La sentencia del Supremo fue avalada por el Tribunal Constitucional, en febrero de 1996, que razonaba por qué un reportero perdía la "garantía constitucional": cuando "actúe con menosprecio a la veracidad o falsedad de lo comunicado". El Constitucional aportaba más argumentos: se debía a un comportamiento negligente en el que se comunicaba "simples rumores o, peor aún, meras invenciones o insinuaciones insidiosas".

El periodista Rubio se atribuye la investigación de Paesa como argumento de la película El hombre de las mil caras e, incluso, reivindica como suyo el título del filme. Omite, sin embargo, que ya en 1949 Joseph Campbell escribió el libro El héroe de las mil caras y Josepp Pevney dirigió en 1957 la película El hombre de las mil caras, interpretada por James Cagney. También es de sobra conocido que al líder de la Orquesta Roja, Leopold Trepper, el más importante grupo de espías soviéticos durante la Segunda Guerra Mundial, se le conocía como "el espía de los mil rostros".

Rubio también se adjudica la exclusividad de haber localizado a Paesa en 2004 cuando el trabajo fue realizado, previamente, por una agencia de detectives británica, que le facilitó el dossier de su investigación. El periodista de ABC, Javier Chicote, en su libro El Periodismo de Investigación en España, así lo subraya: "El texto que aparece en portada dice en su encabezamiento ‘una investigación de Antonio Rubio’. Esto es claramente falso. A Francisco Paesa lo localizó en Luxemburgo la agencia de detectives catalana Método 3".

En los apuntes de la materia del profesor del Máster, Antonio Rubio, se afirma que "no se puede considerar periodismo de investigación aquellos trabajos que se presentan como tal y sólo se limitan a transcribir un informe que, previamente, te ha pasado una fuente interesada" (sic).

Lo último en España

Últimas noticias