Polémica

El Gobierno socialcomunista niega el trato de jefe de Estado a Guaidó que sí le dan Almeida y Ayuso

El presidente socialista Pedro Sánchez evita recibir al líder venezolano Juan Guaidó. En su lugar, acudirá a la entrega de los Goya, en Málaga. El alcalde de Madrid y la presidenta madrileña sí mantendrán sendos encuentros con el dirigente opositor

Juan Guaidó
Juan Guaidó, presidente encargado de Venezuela.

El Gobierno socialcomunista de Pedro Sánchez negará este sábado el trato de jefe de Estado al presidente encargado de Venezuela, Juan Guaidó. Durante días, La Moncloa evitó concretar si el socialista recibiría al líder de la oposición venezolana, como sí han hecho otros dirigentes europeos, entre ellos, el primer ministro británico Boris Johnson o el presidente francés, Emmanuel Macron, en la gira que Guaidó está realizando por varios países.

El Gobierno ha rebajado por completo la presencia del dirigente de Venezuela a España. Tras varios días sin confirmar si Guaidó sería recibido por Sánchez, finalmente será la ministra de Asuntos Exteriores, UE y Cooperación, Arancha González Laya, quien se reúna con él. Sánchez, por su parte, estará este sábado en Málaga para acudir a la gala de entrega de los Goya.

Como publicó OKDIARIO, el Ejecutivo cerró ‘in extremis’ la agenda para recibir al líder venezolano. Este viernes por la mañana se desconocía la hora, el lugar y el formato de la reunión entre González Laya y Guaidó. Por la tarde, la propia ministra anunció desde Rabat que el encuentro se producirá a las 16.00 horas. Añadió, obviando el desplante de Sánchez, que Guaidó será recibido «en nombre de un Gobierno que le reconoce como presidente encargado de Venezuela».

Laya defendió que el Ejecutivo español reconoce a Guaidó como presidente de la Asamblea Nacional y presidente encargado de Venezuela. Sin embargo, la visita ha puesto en entredicho la postura del Gobierno español con respecto a la crisis venezolana. El vicepresidente Pablo Iglesias -que en su día llegó a calificar a Guaidó de «falso presidente»-le despreció esta semana refiriéndose a él como «un dirigente político muy importante de la oposición en Venezuela» y opinando que «está bien» que le reciba Laya y no Sánchez.

Iglesias añadió que «la propia oposición» en Venezuela le quitó «del cargo de presidente de la Asamblea Nacional», en alusión a la votación que se produjo el 5 de enero en la Asamblea Nacional, en la que la oposición no pudo participar.

El encuentro de Guaidó con la ministra de Exteriores se produce, además, en plena polémica por el encuentro entre el ministro de Transportes, José Luis Ábalos, y la vicepresidenta y número dos del Gobierno chavista, Delcy Rodríguez, que tiene prohibida la entrada en el espacio Schengen.

Almeida y Ayuso sí le recibirán

Pese al desplante de Sánchez, Guaidó sí protagonizará una intensa agenda en Madrid. 

El alcalde, José Luis Martínez-Almeida, lo recibirá este sábado por la tarde en el Palacio de Cibeles, donde le entregará la Llave del Oro de la ciudad. El presidente encargado de Venezuela se dirigirá después a la Real Casa de Correos, sede del Gobierno de la Comunidad de Madrid, donde se reunirá con la presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso. Allí, Guaidó firmará en el Libro de Honor de la Comunidad. Más tarde, participará en un acto organizado por venezolanos en la Puerta del Sol, quienes han difundido en los últimos días la convocatoria: «Encuentro con el presidente Juan Guaidó».

La visita de Guaidó a Madrid ha provocado una sonora bronca en el propio PSOE, entre los ex presidentes Felipe González y José Luis Rodríguez Zapatero.

Zapatero consideró este viernes que Sánchez «acierta con no recibir a Guaidó” y opinó que «hay mucha desinformación» sobre Venezuela, llegando a asegurar que la información sobre el país «está al 90% sesgada». Zapatero, cabe recordar, ejerce como mediador con el Gobierno de Maduro.

Las declaraciones han sido rechazadas por Felipe González. Aunque sin mencionarle, González avisó en un comunicado que Guaidó es el «único representante legitimado democráticamente, de acuerdo con la Constitución de Venezuela, frente al poder fáctico representado por la tiranía de Maduro» y los «apoyos espurios» de la «llamada Asamblea Constituyente, del Tribunal Supremo o de la cúpula militar».

«A Maduro sólo hay que creerlo cuando dice que nunca más convocará elecciones para perderlas. Por eso controla el Consejo Nacional Electoral y los poderes citados», dice en la nota, en la que advierte que «la democracia en Venezuela ha desaparecido y ha sido sustituida por una dictadura tiránica que ha convertido a la República en un estado fallido». «Así mismo se lo he reiterado a Juan Guaidó, con el que me mantengo en comunicación», concluye.

Lo último en España

Últimas noticias