La independentista Universidad de Barcelona no sabe español: su web está repleta de faltas de ortografía

Universidad de Barcelona
La Universidad de Barcelona se adhiere al Pacto Nacional por el referéndum (Foto: Universidad de Barcelona)

La página Web oficial de la independentista Universidad de Barcelona está repleta de errores gramaticales en castellano que, poco a poco, van corrigiendo tras las incesantes quejas de sus usuarios. El problema es claro: la Universidad utiliza el traductor de Google (o alguno similar) para traducir sus textos del castellano al catalán.

La Universidad de Barcelona, que ha aprobado recientemente la adhesión al Pacte Nacional pel Referèndum (pacto nacional por el referéndum), usa un traductor automatizado para sus informaciones en español. Atención a cómo presentan en su página web a su órgano de Gobierno:

El Consejo de Gobierno se el órgano colegiado de gobierno de la Universidad. Establece laso líneas estratégicas y programáticas de la Universidad, así como laso directrices y los procedimientos miedo aplicarlas, en los ámbitos de organización de laso enseñanzas y la docencia, de la investigación, de los recursos humanos y económicos y de elaboración de los presupuestos.

La independentista Universidad de Barcelona no sabe español: su web está repleta de faltas de ortografía
Captura de pantalla de la web de la Universidad de Barcelona.

El Consejo de Gobierno está compuesto miedo: el rector o la rectora, que lo preside, el secretario o la secretaría general, el o el gerente, quince miembros designados miedo el rector o la rectora, preferentemente entre los diversos sectores de la comunidad universitaria, veinte miembros elegidos miedo el Claustro Universitario entre sus miembros, en función de la composición de los diferentes sectores que están representados, diez miembros elegidos miedo y entre los decanos, laso decanas, los directoras y laso directoras de escuelas universitarias, de forma que se garantice la representación de los diferentes ámbitos de actividad universitaria, cinco miembros elegidos miedo y entre los directoras y laso directoras de departamento y de los institutos universitarios de búsqueda, de forma que se garantice la presencia de los diferentes ámbitos de actividad universitaria, y tres miembros del Consejo Social que no pertenezcan en la comunidad universitaria.

Así de lamentable es la forma en que los estudiantes universitarios de la Universidad de Barcelona pueden recibir la información de la institución catalana. ¿Ustedes entienden algo?

La independentista Universidad de Barcelona no sabe español: su web está repleta de faltas de ortografía
Normativa Institucional, sólo en catalán en la Universidad de Barcelona.

Además, si estos estudiantes quisieran, por ejemplo, conocer las normativas institucionales de la Universidad de Barcelona, sólo es posible hacerlo en lengua catalana, toda vez que no está disponible para castellanoparlantes, ni en inglés, ni en francés… Sólo en catalán.

La independentista Universidad de Barcelona no sabe español: su web está repleta de faltas de ortografía
Normativa Institucional, sólo en catalán en la Universidad de Barcelona.

La Universidad, no obstante, ha corregido en las últimas horas la citada web, no sin que antes OKDIARIO cogiera un pantallazo de la misma.

Pacto por el referéndum

La Universidad de Barcelona se ha adherido al Pacto Nacional por el Referéndum por 24 votos a favor, 13 en contra, dos en blanco y dos nulos. Fuentes empresariales catalanas han explicado a este periódico que no es en absoluto sorprendente este hecho por la tendencia política del rector de la Universidad, Joan Elias, que aunque no estaba obligado a incluir esta votación en el orden del día, lo hizo.

Según las mismas fuentes, la intención del rector pasa por contentar a Carles Puigdemont, que recortó en los últimos Presupuestos la financiación para la Universidad de Barcelona, pese a ser la principal universidad de la región con más de 60.000 estudiantes. Concretamente, el consejo de gobierno de la Universidad aprobó un presupuesto para este año de 371,88 millones de euros, apenas 200.000 euros menos que el año anterior.

De momento, sólo la Universidad Autónoma de Barcelona se ha resistido a adherirse al denominado PNR, mientras que el resto de universidades públicas catalanas sí lo han hecho.

Últimas noticias