Acuerdo PSOE-Podemos

ERC no se conforma con Cataluña: presionará a Sánchez con la independencia de Valencia y Baleares

La ponencia política de ERC, para el congreso que celebrará en diciembre, recoge entre sus objetivos fortalecer su presencia en la Comunidad Valenciana y Baleares para conducir a la autodeterminación

ERC
Oriol Junqueras y Pedro Sánchez, en el Congreso.

El plan independentista de ERC no se detiene en Cataluña. El partido de Oriol Junqueras -cuya abstención resulta imprescindible para que Pedro Sánchez pueda mantenerse en La Moncloa- admite que, entre sus objetivos prioritarios, están otras dos regiones: la Comunidad Valenciana y Baleares. Comunidades donde el separatismo hace tiempo que campa a sus anchas, y al que ERC quiere contribuir de forma decisiva.

Esos planes los recogen los republicanos en el borrador de la ponencia política del 28 congreso, que se celebrará el próximo 21 de diciembre.

«Consideramos que ahora es la hora, que se dan las condiciones sociales y económicas para hacer un salto de las posturas declarativas y estéticas a la acción política eficaz, ampliando la base social y territorial de los que se reconocen como pueblo valenciano, y perfilando un objetivo político para este sujeto político soberano: la República Valenciana», se lee en el documento. La comunidad está gobernada por el socialista Ximo Puig, con el apoyo de Podemos y Compromís.

Sobre Baleares -que preside la también socialista Francina Armengol en un pacto de gobierno con Podemos y los nacionalistas de Més- urgen a «reforzar el flanco independentista de las izquierdas autocentrada de Menorca, Mallorca, Ibiza y Formentera y trabajar duro para que aumenten su representación e incidencia forzando mayorías de gobierno más sensibles a la autodeterminación y la república».

«Un reto del partido en Baleares por los próximos cuatro años es ser un nexo de unión entre los gobiernos de Cataluña y de Baleares», avisan.

Referéndum

El borrador plantea además tres vías para lograr un referéndum de autodeterminación en Cataluña y apuesta por dialogar con el Estado para encontrar una solución democrática a la crisis territorial.

La ponencia señala tres vías para llegar a ese referéndum. Primero, «la vía pactada y negociada con el Estado» que, considera, es «imposible» por la negativa del Estado. Sánchez reiteró este jueves -en su primera rueda de prensa tras anunciar el acuerdo con Podemos- su propuesta de «diálogo» para resolver lo que, opina, es un «problema político».

La segunda opción es «forzar la convocatoria del referéndum», mediante la movilización constante, con acciones de desobediencia civil no violenta, y la acción de las instituciones catalanas, la generación de grandes consensos y logrando complicidades internacionales para obligar al Estado a pactar un referéndum.

La tercera vía sería la de un referéndum unilateral. «No podemos descartar nunca la vía de volverlo a hacer, si puede ser acompañados de complicidades internacionales, pero independientemente de la existencia del acuerdo con el Estado», advierten.

Para lograr su propósito, los secesionistas indican la urgencia de fortalecer el independentismo, de forma que los adeptos a que Cataluña sea un Estado independiente sean cada vez más. Para ello plantear la unidad estratégica de los partidos independentistas, el fortalecimiento de las instituciones catalanas y la acción del Gobierno catalán y el Parlament.

En la ponencia, ERC se plantea el objetivo de superar el 50% de los votos favorables a opciones independentistas en las próximas elecciones catalanas, y destaca la necesidad de tejer alianzas con el catalanismo no independentista.

Lo último en España

Últimas noticias