Pactos postelectorales

C’s suspende los contactos con el PP y Vox por el enfado de Valls el día clave para negociar Madrid

Vox
Ignacio Aguado (Ciudadanos) y Rocío Monasterio (Vox).

A menos de 24 horas de que se constituya la Asamblea de Madrid, donde la mayoría de centroderecha aspira a hacerse con la Presidencia y la mayoría de la Mesa, Ciudadanos ha decidido suspender los contactos con Vox.

Ciudadanos ha suspendido durante la mañana de este lunes los contactos con PP y Vox a causa de un tuit de Manuel Valls y del simultáneo enfado interno provocado entre determinados sectores de Ciudadanos por el encuentro mantenido este pasado domingo entre Ignacio Aguado (C’s) y Rocío Monasterio (Vox). El primer encuentro que ha roto el cordón sanitario exigido por Macron en contra de Vox.

Macron y Valls presionan desde hace semanas para que C’s no rompa el cordón sanitario interpuesto a Vox. Macron se ha llegado a comprometer -ante el presidente español Pedro Sánchez– a expulsar a Ciudadanos del Grupo ALDE de los liberales en el Parlamento Europeo en caso de que los naranjas pacten con Vox. Pero lo cierto es que sin romper ese cordón sanitario, la gobernabilidad del Ayuntamiento y la Comunidad de Madrid puede acabar a manos de la izquierda.

Este pasado domingo Ignacio Aguado rompió el cerco a Vox con un primer encuentro y la reacción llegó de inmediato y públicamente: por medio de un tuit crítico del enviado francés al partido, Manuel Valls. El resultado no se ha tardado en comprobar: Ciudadanos ha suspendido el encuentro previsto entre PP, C’s y Vox para esta misma mañana a las doce y que tenía como objetivo avanzar en las negociaciones del Gobierno de la Comunidad.

Ruptura de urgencia

Simultáneamente, además, se ha impuesto la distancia frente a los equipos de negociación del PP y Vox para el Ayuntamiento de Madrid, que no han podido concretar encuentros para este lunes. Y todo cuando este martes a primera hora de la mañana tiene que estar cerrado el acuerdo para la Mesa y la Presidencia de la Asamblea de la Comunidad de Madrid. La responsable de Vox -Rocío Monasterio- ha tenido incluso que darse la vuelta cuando se dirigía al encuentro de este lunes por la mañana. Y es que la suspensión de la reunión ha sido con total urgencia.

Los equipos negociadores del PP para el Ayuntamiento de Madrid, por su parte, se han quedado, exactamente igual, pendientes de confirmación para los encuentros que debían haber mantenido a lo largo de este lunes y sin poder avanzar en las conversaciones ya iniciadas.

Todo ello a causa del seísmo interno originado en Ciudadanos por la reacción de Valls frente al hecho de que Aguado haya hecho lo mismo que hizo ya el propio PSOE: dialogar con Monasterio. De hecho, los socialistas de Ángel Gabilondo realmente fueron más allá: invitaron a Monasterio mediante una carta personal, mientras que Ciudadanos aceptó verse con Vox para avanzar en las negociaciones de la Comunidad de Madrid empujado por la insistencia del PP.

Riesgo en la Asamblea

Todo esto ocurre absolutamente in extremis en las negociaciones decisivas para la gobernabilidad madrileña. Porque este martes se decide la Mesa y la Presidencia de la Asamblea de la Comunidad de Madrid, donde los tres partidos de centroderecha deben acudir con un pacto para esas dos materias si no quieren ver peligrar su predominio en el día a día que comienza la actividad del legislativo madrileño.

En su tuit, Valls criticó abiertamente los "pactos anunciados entre el PP y Vox en muchas ciudades… reuniones de líderes de partidos constitucionalistas con Vox…". El aspirante por Ciudadanos a la Alcaldía de Barcelona -que ha cosechado unos resultados electorales ínfimos- añadió: "No puedo esconder otra vez mi gran preocupación". Todo ello iba acompañado de una información en la que se recogía el encuentro adelantado por este diario y mantenido este pasado domingo entre los candidatos de Ciudadanos y Vox a la Comunidad de Madrid, Ignacio Aguado y Rocío Monasterio, el primero tras las elecciones del pasado 26 de junio. Y el primero que, de facto, rompía el cerco sanitario exigido desde Francia tras el encuentro entre Pedro Sánchez y Emmanuel Macron el lunes previo a las elecciones del 26-M.

Valls añadió que el futuro de España, de las comunidades autónomas o de las ciudades "no puede depender de los separatistas o de la extrema derecha". Tras citar ejemplos como los de Madrid, Navarra, Barcelona, ha enfatizado que "cada uno tiene que asumir sus responsabilidades y ser coherente".

La reunión entre Aguado y Monasterio se celebró, de hecho, rodeada de secretismo: sin convocatoria de prensa y alejada de las cámaras, por deseo expreso de la formación naranja, según ha podido saber OKDIARIO.

Y es que en Ciudadanos se temían ya la polvareda interna. Por ello la predisposición de Ciudadanos a sentarse con Vox —en ningún caso para sellar un acuerdo de gobernabilidad, según había reiterado- escondía un ardid: no aparecer retratado junto al partido de Santiago Abascal.

Lo último en España

Últimas noticias