Crueldad con los mayores de 80: 7.369 muertos porque sólo 241 de los 17.084 hospitalizados fue a la UCI

Vídeo: OKDIARIO

Los mayores de 80 años han sido apeados de las UCI. Pese a que el Gobierno insiste en que no se ha hecho cribado por edad para asignar las UCI a los pacientes, lo cierto es que los datos estadísticos son reveladores. De 17.084 personas de más de 80 años que han sido hospitalizadas por coronavirus, sólo el 1,4% ha accedido a una unidad de cuidados intensivos, según los propios datos del Ministerio de Sanidad. Y, todo ello, mientras el Ministerio ha emitido por el camino un documento donde marca cinco pautas para asignar los medios escasos, como las UCI o los respiradores. Y esos cinco criterios coinciden en uno central: concentrar los recursos escasos en aquellos pacientes con más esperanzas de recuperación.

Los pacientes por coronavirus de más de 80 años representan nada menos que el 25,4% de los hospitalizados -uno de cada cuatro contagiados que han entrado en un centro hospitalario-. Suman, por ahora, 13.205 personas hospitalizadas de 80 a 89 años, y 3.879 por encima de los 90 años. En total: 17.084 pacientes contagiados.

Son, de hecho y hasta la fecha –tal y como confirma la documentación del Ministerio de Sanidad que publica OKDIARIO–, un colectivo superior en hospitalización al de los contagiados por coronavirus comprendidos entre los 70 y los 79 años: estos han sido hospitalizados en un total de 15.837 casos.

Pues bien, pese al enorme volumen de contagios y gravedad de los mayores de 80 años, lo cierto es que sólo han llegado a contar con cuidados intensivos 241 personas: un 1,4% del total hospitalizado. El dato es llamativo. Y es que el grupo de 70 a 79 años ha accedido en 1.738 casos a UCI.
Traducido: los hospitalizados de 70 a 79 han llegado a la UCI en un 10,97% de los casos, más de 10 veces por encima de los mayores de 80 años. Y eso que, evidentemente, es más grave el estado de salud de los mayores de 80 que de los mayores de 70 por regla general.

Coronavirus

Los datos de letalidad lo confirman: los de más de 80 años hospitalizados han superado el 24%. Mientras que los de más de 70 hospitalizados se sitúan en el 14,7%. Son los datos del propio Ministerio de Sanidad los que confirman esta tétrica realidad.

El estudio parte de 145.358 casos confirmados de coronavirus en España a fecha de este pasado lunes. El resto hasta los 200.000 contagios confirmados actuales no los incluye por no contar con datos exactos y completos del resto de positivos.

El estudio lo explica expresamente con una anotación: “Datos obtenidos del análisis sobre 145.354 casos notificados con información disponible de edad y sexo. Los datos del total pueden no coincidir con la suma de hombres y mujeres porque en algunos casos no se dispone de la información del sexo, sólo de la edad. Estos datos se actualizan permanentemente, pudiendo sufrir alguna modificación”.

«Expectativas objetivas de recuperación»

Hay que recordar que el Ministerio de Sanidad ha fijado en un documento -tal y como publicó OKDIARIO- los criterios sobre «prioridades en la admisión y tratamiento de pacientes y sospechosos» del coronavirus. O lo que es lo mismo, las pautas a seguir para que, en plena escasez de respiradores y camas de UCI, los médicos sepan a quién asignarle los medios y a quién no.

El Ministerio fija cinco criterios basados esencialmente en un punto prioritario: las «expectativas objetivas de recuperación» del paciente. Así de duro y así de rotundo. El documento oficial del Ministerio de Sanidad se titula Informe del Ministerio de Sanidad sobre los aspectos éticos en situaciones de pandemia: El SARS-CoV-2. Y el texto no escatima en la descripción de la dureza de la situación a la que se ha llegado para reconocer que «el llamado deber de asistencia que incumbe a los profesionales en su actividad asistencial es una proyección del derecho constitucional (no fundamental) a la protección de la salud (art. 43 CE) que tenemos todos los españoles y los ciudadanos extranjeros residentes en el territorio nacional».

Pero que «dada la demanda masiva existente y la escasez de recursos para atenderla, aunque pueda ser transitoria, comporta una reducción del disfrute efectivo de ese derecho y plantea la priorización de los individuos potencialmente más expuestos al contagio o ya infectados», tal y como admite sin paliativos.

El escrito se refiere a las UCI y a los respiradores y establece «un rango de prioridades» en el acceso a esos medios y fija los «criterios de admisión de pacientes con síntomas graves en unidades de cuidados intensivos y aplicación de ventilación mecánica asistida».

Ese documento fija en su criterio número cuatro la necesidad de evaluar ante la escasez de medios, las «expectativas objetivas de recuperación del paciente en el corto plazo a su estado previo de salud, teniendo en cuenta la concurrencia o no de patologías graves acompañantes que evidencien un pronóstico fatal (enfermos terminales con pronóstico de irreversibilidad, estado de coma irreversible, etc.), aunque pueda comportar una atención clínica añadida».

Lo último en España

Últimas noticias