Borrasca Filomena

Los consejos del Gobierno contra la ola de frío tras la subida de la luz: «Comer mucha fruta»

luz
El ministro de Sanidad, Salvador Illa.

El Ministerio de Sanidad ha publicado sus recomendaciones para afrontar la ola de frío provocada por la borrasca Filomena, con temperaturas mínimas de récord. Entre los consejos figura, por ejemplo, «comer variado y mucha fruta» o vestir «mejor con varias capas que con una gruesa». Todo, después de que el Gobierno haya permitido que la factura de la luz se haya encarecido en torno a un 30% desde el inicio del año.

Sanidad recomienda, en este contexto, asegurar un «buen aislamiento térmico», de entre 20 y 22 grados centígrados, o «evitar corrientes bajando las persianas». El departamento que dirige Salvador Illa también aconseja, en la calle, protegerse con «varias capas de ropa» y, especialmente, «la cabeza, el cuello, los pies y las manos», «evitar el agotamiento físico» o «respirar por la nariz y no por la boca».

La ola de frío ha azotado la Península provocando temperaturas extremas, como los 25,4 grados bajo cero en la localidad de Bello, en Teruel, según datos de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET). Este martes, hasta 41 provincias han estado en aviso de distinto tipo por temperaturas mínimas, 11 de ellas, en alerta roja.

Coincidiendo con este temporal gélido, la factura de la luz se ha disparado a picos históricos. El pasado viernes, se alcanzaron por ejemplo los 94,99 euros/MWh (megavarios hora) de precio medio diario, el segundo más alto de los registros. Este martes, con temperaturas bajo cero, ha vuelto a subir, situándose en los 84,25 euros/MWh. La cifra supone un incremento del 30,8% con respecto al mismo periodo del año pasado.

¿El Gobierno puede evitarlo?  El Gobierno puede tomar decisiones para moderar la subida del precio de la luz, pero no lo hace, porque muchas de ellas supondrían una caída de la recaudación.

Entre esas medidas está, por ejemplo, cambiar el término fijo de potencia, bajar el impuesto de la electricidad o el IVA. Pero todo ello, como se ha comentado, tendría un importante impacto en las arcas públicas. El impuesto de la electricidad es del 5,11% y el IVA, del 21%. Cabe recordar, por ejemplo, que en los espectáculos deportivos o la hostelería es del 10%.

Esta subida ha dejado en papel mojado las promesas de PSOE y Podemos. El partido de Pablo Iglesias hizo precisamente de su ataque a las eléctricas una de sus banderas en campaña. Sin embargo, la realidad choca con todas esas promesas.

Una de las más fervientes defensoras de la baja de la factura de la luz era la ahora ministra de Igualdad, Irene Montero, quien aseguraba que sólo su formación podía hacer que bajara la factura de la luz en caso de que llegaran al Gobierno:

«Os pedimos el voto, os pedimos una oportunidad para gobernar. Lo reconoce todo el mundo: sólo nosotros podemos hacer que baje la factura de la luz o que la banca devuelva lo que nos debe, por algo sencillo: no somos perfectos pero a nosotros no nos compran», aseguraba Montero en un mensaje de Twitter colgado el 20 de abril de 2019.

Más tarde, Montero planteaba: «Imagina una reunión de Pablo Iglesias con las eléctricas, y una de Pedro Sánchez. ¿De cuál de las dos sale un acuerdo para bajar la factura de la luz?».

Podemos ha utilizado la subida del recibo para abrir la enésima crisis con sus socios de coalición. La formación ha lanzado una campaña en las redes sociales para culpar al partido de Sánchez del aumento de la factura, por resistirse a crear una empresa pública de energía.

Lo último en España

Últimas noticias