ÚLTIMA HORA CATALUÑA

El CNI detecta en Cataluña una compra masiva de taladradoras profesionales para sabotear carreteras

CNI
Bloqueo de la AP-7 en Salt, con barras de hierro incrustadas en el asfalto.

Los bloqueos de la autopista AP-7, la principal arteria del tráfico rodado de Cataluña, ya son una constante. Los CDR han fijado las carreteras como objetivo prioritario de sus sabotajes, y la situación va a empeorar: el CNI y la Guardia Civil han detectado la compra de taladros profesionales con los que destrozar las vías y dejarlas inservibles al tráfico.

Los CDR se utilizan a sí mismos como ‘escudos humanos’ para cortar la circulación de carreteras. Pero también hacen uso de barricadas formadas con barras de metal, ‘señalizadas’ con latas de cerveza o botellas, que los radicales incrustan en el asfalto para impedir el paso de vehículos. Un método de efectividad muy reducida. Se pueden retirar fácilmente, ya que tan sólo atraviesan las capas más superficiales del asfalto -gravilla y alquitrán-. Sin embargo, los últimos datos que han obtenido tanto el Servicio de Información de la Guardia Civil como el CNI sobre el terreno son preocupantes.

Taladros profesionales

Según han explicado a OKDIARIO fuentes de la seguridad del Estado vinculadas con estos servicios de información, hay en marcha una investigación sobre la compra de diversas "taladradoras de tipo profesional o semi-profesional" capaces de perforar las capas inferiores del asfalto. Algo que no les ha sido posible a los CDR hasta ahora.

La Guardia Civil y el CNI se han tomado muy en serio esta amenaza. La investigación partió de la interceptación de varios documentos en los que podían leerse instrucciones precisas sobre el anclaje industrial de badenes en vías de circulación. Los clásicos obstáculos que se encuentran en las carreteras y obligan a los conductores a reducir la velocidad de sus vehículos.

Los datos obtenidos llevó a los servicios de información a revisar compras de taladros profesionales capaces de llevar a cabo estas tareas. Se detectó que en las últimas semanas se habían adquirido varios modelos -y brocas especializadas- en grandes superficies, junto con otro material susceptible de ser utilizado en sabotajes contra carreteras. Como las transpaletas con las que los CDR levantaron los bloques de hormigón de La Junquera para cerrar carriles.

Carreteras inservibles

Estos taladros permiten introducir la broca más allá de los pocos centímetros que alcanzaban hasta ahora. Y además, mezclado con un producto químico que se solidifica rápidamente y actúa como pegamento industrial, son capaces de crear un bloqueo imposible de retirar a no ser que se trille el asfalto, explican las fuentes consultadas por OKDIARIO.

El objetivo, sospechan las fuerzas de seguridad, es llevar a cabo una acción rápida en puntos clave de la red viaria de Cataluña para ‘reventar’ el tráfico en toda la región sin necesidad de convocatorias humanas como las que estos días lleva a cabo el ‘Tsunami Democràtic’. 

Lo último en España

Últimas noticias