Senado

El presidente del Supremo venezolano en el exilio conecta la financiación de Podemos con la corrupta Odebrecht

El presidente del Supremo venezolano en el exilio, Martín Tortabú, este lunes en el Senado.
Comentar

Martín Tortabú revela que Iglesias y Monedero se encargaron de los "programas de imagen" de la petrolera estatal venezolana PDVSA

Apunta que el dinero sospechoso procedía de Irán y de un fondo chino

El presidente del Tribunal Supremo de Justicia de Venezuela en el exilio, Miguel Ángel Martín Tortabú, ha apuntado este lunes en el Senado a una posible relación entre la financiación de Podemos y la trama Odebrecht a través del régimen bolivariano.

Martín Tortabú ha comparecido a instancia del PP en la Comisión de investigación abierta en la Cámara Alta sobre la financiación de los partidos políticos. Y ha sido aquí donde ha revelado que los cofundadores de Podemos, Pablo Iglesias y Juan Carlos Monedero, se encargaron de los “programas de imagen” de la petrolera estatal venezolana PDVSA, implicada en la red de corrupción Odebrecht. El presidente del TSJ de Venezuela en el exterior ha instado a investigar qué contraprestaciones recibieron Iglesias y Monedero a cambio de estos servicios. Martín Tortabú ha enmarcado todo ello en la estrategia del Foro de São Paulo.

El Foro de São Paulo fue fundado en 1990 por el brasileño Partido de los Trabajadores (PT) bajo la influencia de Fidel Castro y Luiz Inácio Lula Da Silva con el propósito de “reunir esfuerzos de los partidos y movimientos de izquierda para debatir el escenario internacional después de la caída del muro de Berlín y las consecuencias del neoliberalismo en los países de Latinoamérica y el Caribe”

Desplegando la ideología castrista, el Foro nació con la intención de “multiplicar los ejes de confrontación” tras los fracasos de la revolución proletaria. Pero además de poner en marcha esta estrategia, el Foro dio a la izquierda una serie de instrumentos para alcanzar el poder y perpetuarse en el mismo. Es en este contexto en el que se enmarca la corrupción política del caso Odebrecht, con la la elección de Lula Da Silva como presidente de Brasil en el año 2002.

Lula usó a la constructora Odebrecht como el principal brazo financiero del Foro, financiando la elección de políticos ligados al Foro, a fin de dar viabilidad a este proyecto ideológico, según el sitio PanAm Post. A cambio, esta contratista (a la que se sumarían después más empresas) lograría hacer con distintos contratos gubernamentales en varios países, como reveló la Operación Lava Jato.

Controlar el poder político

Según Martín Tortabú, el Foro de São Paulo fue “creado para el sesgo ideológico, donde la ultraizquierda del mundo (incluida la de España, Italia, Francia, Alemania, Inglaterra, países asiáticos… y por supuesto del continente americano) se unió en una misma ideológica y buscó el control del poder político”. Para ello, ha subrayado el compareciente, “necesitaban dinero, que lo obtuvieron a través de varios mecanismos, por ejemplo, en Venezuela de los contratos petroleros, que han servido, por ejemplo, para que en El Salvador o en Honduras haya una hegemonía política”, ha precisado.

“¿Qué hacían con el dinero de estos convenios petroleros o de las grandes obras como Oderbrecht, que es la que ha tenido más penetración en los procesos electorales, como ha ocurrido en Perú, Colombia, Perú, Argentina, Perú, Brasil, Venezuela y en otros países?”, se ha preguntado Martín Tortabú.

“En estos contratos de mega-obras los vehículos financieros -y tenemos pruebas de ello- eran dinero sospechoso que venía de Irán y del fondo chino. Ese dinero pasaba por estos contratos, que eran para pagar parte de las obras, pero jamás llegaba a Venezuela. En el caso de Oderbrecht en Venzuela fueron dos mil millones de dólares y ninguna de estas obras fueron ejecutadas. ¿Dónde está ese dinero?”, ha insistido el presidente del Tribunal Superior de Justicia de Venezuela en el exilio.

‘Zurda Konducta’

Ha sido aquí cuando Martín Tortabú se ha centrado en el caso de los líderes de Podemos. “Tanto Lula Da Silva, Fidel Castro y Chávez contrataron todas las campañas electorales a través de una empresa en República Dominicana. Había dos ciudadanos españoles que fueron a Venezuela y también formaron parte. Crearon programas de televisión, uno que se llama ‘Zurda Konducta’, y ayudaron a crear los programas de imagen de la Petrolera venezolana, me refiero al señor Monedero y al señor Iglesias. Ellos fueron para allá, nosotros los vimos; yo todavía estaba en Venezuela y ellos todavía no eran un partido político”, ha declarado.

El portavoz del PP en esta comisión, Luis Aznar, ha incidido en el paralelismo existente este el nombre de dicho programa ‘Zurda Konducta’ y la productora ‘Con Mano Izquierda’, vinculada a Monedero e Iglesias para la realización en España de sus programas La Tuerka y Fort Apache, sostenidos también con dinero iraní. El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, ha sido citado para comparecer en esta comisión de investigación del Senado el próximo 13 de diciembre.

Además, Martín Tortabú ha afirmado que veía a Iglesias y Monedero en los medios de comunicación venezolanos porque “Chávez era muy histriónico y los mostraba como asesores de imagen”.

El informe de Ortega

El juez también se ha comprometido a facilitar a la Comisión el informe sobre los pagos del régimen venezolano por importe de 1.000 millones de dólares a partidos socialistas de Iberoamérica y Europa, entre ellos Podemos, que la fiscal Luisa Ortega entregó a la Interpol.

En lo referente a la formación de Pablo Iglesias, ese dinero se habría movido a través de la fundación Centro de Estudios Políticos y Sociales (CEPS) y se habría utilizado para “constituir” una fuerza política de corte chavista en España.

Últimas noticias