La tesis de Pedro Sánchez

La gran similitud entre el plagio del ex ministro alemán Zu Guttenberg y el de Sánchez

Pedro Sánchez
Montaje fotográfico: Pedro Sánchez y el ex ministro alemán Zu Gutenberg
Comentar

El exministro de Defensa elaboró su tesis sin citar la fuente original en numerosos casos

El entonces posible sucesor de Angela Merkel copió párrafos enteros sin entrecomillar

Un total de 1.218 fragmentos copiados de 135 fuentes. O lo que es lo mismo, plagio en 371 de las 393 páginas de la tesis (94,2%) y 10.421 líneas (63,8%). Estos fueron los datos que en 2011 publicó GuttenPlag, la plataforma de cazadores de plagio que tumbó al entonces ministro alemán de Defensa y posible sucesor de Angela Merkel, Karl-Theodor zu Guttenberg. Su caso guarda enorme similitud con el del actual presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez. Uno de los promotores de la red GuttenPlag fue Martin Heidingsfelder, creador luego de VroniPlag y al que ha podido entrevistar en exclusiva OKDIARIO en su domicilio de Nuremberg.

El affaire Zu Gutenberg se destapó a raíz de que un profesor de Derecho de la Universidad de Bremen, Andreas Fischer-Lescano, remitiera un artículo al diario Süddeutsche Zeitung con muestras de plagio en la tesis del político de la CSU (Unión Socialcristiana). Su temática: los sistemas constitucionales de Estados Unidos y la Unión Europea. A partir de aquí, se fue organizando la citada comunidad online (espacio colaborativo wiki) GuttenPlag, que terminó de provocar la caída del titular de Defensa. El ministro admitió “errores” en su trabajo de investigación y la Universidad de Bayreuth (Baviera) dictaminó que Zu Gutenberg “vulneró burdamente los estándares de las buenas prácticas científicas y engañó deliberadamente”.

‘Googleberg’, como se le apodó entonces, se vio obligado a dejar el cargo en cuestión de semanas. Se da la circunstancia de que dos de los principales errores del exministro alemán también los comete el jefe del Ejecutivo socialista, Pedro Sánchez, en ‘su’ trabajo universitario titulado Innovaciones de la diplomacia económica española: análisis del sector público 2000-2012. Esta tesis fue presentada en noviembre de 2012 en la Universidad Camilo José Cela (UCJC) de Madrid y recibió la misma calificación que Zu Guttenberg, cum laude.

Sin citar y sin entrecomillar

En su disertación, el Barón copia y pega -otro alias con el que fue bautizado- no cita la fuente original en numerosos casos y además copia párrafos enteros sin entrecomillar. Pedro Sánchez hace lo mismo. Por ejemplo, el líder socialista plagió en ‘su’ tesis doctoral (ni citó con nota al pie ni en la bibliografía) el contenido esencial del power point que utilizó el entonces ministro de Industria, Turismo y Comercio, Miguel Sebastián, para la presentación del ‘Plan Made in Spain’ en EEUU. Sánchez sólo referenció un gráfico de estas páginas (298-299) con la descripción “Fuente: Ministerio de Industria, Turismo y Comercio”, pero sobre el texto copiado, ninguna cita.

Este power point forma parte de esos documentos internos del Ministerio de Industria que el actual jefe del Ejecutivo fusiló en su tesis doctoral presentándolos como si fueran aportaciones suyas a la investigación universitaria, cuando en realidad no lo eran. Pese a ello, obtuvo la calificación “apto cum laude” de un tribunal cuya independencia ha quedado en entredicho por la amistad de sus miembros y la cercanía a Sánchez. Estos papeles internos no son detectados por los programas antiplagio.

Así mismo, al igual que Zu Guttenberg, Sánchez omite el uso de comillas cuando debería ponerlas al tratarse de textos ajenos. Ocurre tanto al reproducir contenidos de esos documentos internos del Ministerio de Industria como al fusilar textos de otros autores.

Sin decir la página exacta

Una obra extranjera que cita varias veces Sánchez pero que no entrecomilla en la mayoría de los casos pese a extraer contenidos de la misma es Inside Diplomacy (2000) del profesor indio Kishan S. Rana. Ello ocurre, por ejemplo, en la página 47 cuando Pedro Sánchez se refiere a los “cuatro pilares” sobre los que se asienta la diplomacia económica. Con una nota al pie remitiendo al libro y sin el uso debido de comillas, el presidente del Gobierno se apropia directamente del trabajo de Kishan S. Rana. En ese nota al pie, Sánchez sólo describe un intervalo de páginas.

Y es que hay muchos casos en los que el líder socialista no especifica la página exacta de esa obra extranjera de la que ha extraído un determinado pasaje. Son numerosos los ejemplos en los que pone un intervalo de páginas, uno o varios capítulos o directamente ninguna hoja; sólo el nombre del título de la obra.

Últimas noticias