Mercadona

La razón por la que los directivos de Mercadona llevan siempre este objeto en el bolsillo

Ver vídeo

Mercadona puede presumir de ser el supermercado con mayor número de clientes en España, pero también se caracteriza por su política de ahorro de costes que impulsada por su fundador, Juan Roig, ha llevado a una práctica bastante curiosa entre su cúpula superior. Esta es la razón por la que los directivos de Mercadona tienen que llevar siempre este objeto en el bolsillo.

¿Por qué los directivos de Mercadona llevan un céntimo?

El ahorro a la hora de gestionar los costes es algo realmente importante en Mercadona. De hecho para su dueño, Juan Roig,  puede ser lo que marque la diferencia entre el éxito que tienen sus supermercados frente a la competencia y de ahí precisamente que obligue a sus directivos a llevar siempre un céntimo en el bolsillo, ya que de este modo les recuerda que esa cantidad es suficiente para una buena gestión de lo costes.

En concreto, el céntimo recuerda que rebajar esa cantidad al coste de un producto implica un ahorro más que considerable para la cadena de supermercados valenciana que cuenta actualmente con más de 1.600 establecimientos repartidos en España y Portugal.

Una petición que podría ser verdaderamente sorprendente para muchos, pero que sirve a Juan Roig y a su directiva para recordar que no es sólo importante fijar los precios a los productos, sino también negociar con los proveedores que ha pasado de los 120.000 a los 140.000 este mismo año.

Las apuestas de Mercadona para ahorrar 

El céntimo simboliza esa importancia por el ahorro de costes en Mercadona, pero también estos supermercados siguen estrategias que les resultan todo un éxito y una de las que resulta clave es su apuesta por las marcas blancas, entre las que destaca Hacendado, su marca blanca de alimentación que tiene productos de alta calidad y que elaboran proveedores como Casa Tarradellas o La Española.

Y todo su esfuerzo se traduce en beneficios para Mercadona pero también para esos proveedores a los que además hace alguna que otra exigencia para poder ahorrar el coste por unidad al máximo. Por ejemplo, a su interproveedor de aceite, le obligó en su día a utilizar botellas cuadradas de modo que pudieran encajar en las cajas de transporte, logrando así optimizar el espacio disponible al milímetro.

Otro ejemplo lo encontramos en la marca blanca Deliplús cuyas pastas de dientes no se venden en caja de cartón para ahorrar así el coste de estas, que consideran inútiles.

Lo último en Economía

Últimas noticias