Las principales aerolíneas del mundo pierden 8.800 millones en bolsa por huelgas y cancelaciones

IAG
Aviones de Iberia y British Airways. (Foto: Getty)

Las aerolíneas más grandes a nivel mundial sufren desde hace días estrepitosas caídas en bolsa. Las cancelaciones de vuelos y las huelgas de controladores aéreos y pilotos han generado un agujero de 8.800 millones de euros en bolsa a las 10 mayores compañías aéreas del planeta en lo que va de semana.

En concreto, la que más ha perdido en términos absolutos desde el cierre del viernes de la semana pasada es China Southern Airlines, con 2.380 millones de euros, mientras que China Eastern Airlines, la otra gran aerolínea del gigante asiático, acumula una caída de 1.437 millones.

La otra compañía aérea que sobrepasa la cifra de los mil millones y cierra el podio de las empresas del sector con mayores pérdidas bursátiles es IAG, el holding que integra, entre otras, a British Airways, Iberia o Vueling. En concreto, la capitalización de la compañía ha caído en 1.300 millones de euros.

"Son varios los factores los que están penalizando a las aerolíneas, principalmente la cancelación de vuelos que estamos viendo en Argentina con 594 vuelos cancelados y 71.000 pasajeros que no han podido viajar, esto lo está descontando el mercado como una pérdida en las aerolíneas que se verá en su cuenta de resultados", explica Sergio Ávila, analista de IG.

"La huelga de controladores de Francia también está penalizando, en Baleares desde el sábado se cancelaron 133 vuelos con destino Francia y otros trayectos como Reino Unido y Alemania", explica Ávila, que recuerda que "hace unos días vimos también cómo desde la Asociación Internacional de Transporte Aéreo revisó a la baja las previsiones de ganancias de las aerolíneas este año".

Tras las dos compañías chinas e IAG, la siguiente en la lista es American Airlines. La compañía estadounidense registra desde el pasado viernes un recorte de 933 millones de euros en su valor de mercado. Delta, compañía también de la primera potencia mundial, la sigue de cerca con un desplome bursátil de 874 millones. Lufthansa, por su parte, acumula pérdidas por valor de 770 millones de euros.

Ya lejos de estas aerolíneas se sitúan United Continental Holdings, Southwest Airlines y Air France-KLM, que registran caídas de 394 millones, 377 millones, y 261 millones de euros, respectivamente. La capitalización de la compañía japonesa All Nipon Airways tan sólose ha reducido en 62 millones de euros.

Piden soluciones a la UE

La Asociación de compañías españolas de transporte aéreo (ACETA), la patronal que representa a las aerolíneas españolas, ha pedido reformas a la Unión Europea para poner fin al "caos" generado por las huelgas de controladores en Europa, entre las que se encuentra un recorte del número de centros de control en el continente.

La intención de esta medida, apunta ACETA es homogeneizar el número de centros de control aéreo a un esquema como el de Estados Unidos, "más eficiente que el fragmentado espacio aéreo europeo", como muestra el hecho de que, "con similares dimensiones y un único proveedor de servicios de navegación aérea, gestione un 57% más de vuelos que Europa".

ACETA afirma que propone estas medidas ante su "temor" a un aumento de las huelgas de controladores aéreos en Europa, una situación, advierten, que se tornaría "caótica" si de cara al verano persisten estos paros.

"Esta situación se agravaría aún más si los trabajadores del control aéreo de Barcelona deciden ir a la huelga en julio como amenazan", añaden las aerolíneas, que señalan que los trabajadores del Centro de Control de Marsella han vuelto a parar este fin de semana, causando "un grave perjuicio" en el tráfico aéreo en España, con especial incidencia en Madrid, Cataluña y Baleares.

"En lo que llevamos de año se contabilizan 26 días de huelgas intermitentes en distintos países europeos, especialmente en Francia (un 300% más que en 2017), con más de 5.000 vuelos cancelados y millones de pasajeros afectados", explica la patronal española de las aerolíneas.

 

Lo último en Economía