Guerra comercial

La guerra comercial se lleva por delante 9.000 millones de euros de las grandes marcas de lujo

La guerra comercial afecta al sector del lujo que pierde más de 9.000 millones en Bolsa a pesar de mantener las ventas en su principal mercado mundial, China.

Lujo
Marcas de lujo

La escalada en la tensión comercial entre Estados Unidos y China en las últimas semanas ha afectado a diversos activos, y especialmente al sector de las marcas de lujo que tiene en China al primer consumidor mundial de estos productos. Grandes marcas del sector como los grupos franceses Kering, LVMH y Hèrmes han sufrido una gran volatilidad en Bolsa, llegando a perder más de 9.000 millones de euros como consecuencia de las múltiples noticias y rumores que ha generado el conflicto entre ambas superpotencias.

En la segunda mitad de 2018 la guerra comercial perjudicó a este sector, que cayó incluso por encima de otras industrias muy castigados como las acereras. Sin embargo, las grandes marcas de lujo vivieron un rebote importante durante el primer trimestre de este 2019, como consecuencia de un avance y una distensión en las relaciones comerciales entre Estados Unidos y China.

Aitor Méndez, analista de IG Markets, en declaraciones a este diario ha destacado que "cuando China y Estados Unidos volvieron a la mesa de la negociación, el mercado del lujo recuperó cierta normalidad y las firmas cotizadas pudieron recuperar buena parte de las caídas registradas el año anterior, y de ahí las espectaculares subidas vistas en el primer trimestre. Sin embargo, desde que Washington y Pekín volvieron a desenterrar el hacha de guerra, las órdenes de venta han vuelto a imponerse con fuerza entre los valores vinculados al sector".

De este modo, el grupo Kering, propietario de marcas como Gucci o Yves Saint Laurent, se ha disparado un 30% desde enero pero presentaba en la jornada de este lunes una caída de un 3,6%. Por su parte, el conglomerado francés LVMH, que engloba marcas como Louis Vuitton o Christian Dior, ha repuntado por encima de un 34% en lo que va de año, pese a caer un 3,17% en la última sesión. Por último, la cotización de la casa de moda francesa Hèrmes se ha revalorizado un 29% desde enero y cayó este lunes un 2,68%. Estas caídas vienen impulsadas por la grave situación comercial que viven ambas superpotencias, que se ha visto agravad aa raíz del veto comercial impuesto por Donald Trump a la marca china Huawei.

Los resultados de las compañías resisten a la presión comercial en China

"A pesar de esto, los resultados trimestrales de algunas compañías como LVMH muestran como, por el momento, las ventas en China no se están resintiendo exageradamente, pero, en cualquier caso, todo parece indicar que se acercan semanas difíciles para estas cotizadas si las tensiones entre China y Estados Unidos siguen por sus actuales derroteros", ha señalado Méndez.

Y es que el grupo francés de lujo LVMH ingresó en los tres primeros meses de 2019 un 16% más respecto al año anterior. Por su parte, la compañía propietaria de Gucci disparó un 22% sus ventas en el primer trimestre de este año, demostrando la gran fortaleza que vive el sector que, a pesar de verse afectado por la volatilidad de los acontecimientos relativos a la guerra comercial, mantiene su fortaleza en el mercado.

Lo último en Economía

Últimas noticias