Por apoyar al Gobierno

Garamendi abre una brecha interna en la CEOE y con el PP por su apoyo a la reforma laboral del Gobierno

ceoe garamendi ruido de sables
Yolanda Díaz y Antonio Garamendi en el Ritz. (Europa Press)

El apoyo de la CEOE a la reforma laboral acordada este jueves con el Gobierno y los sindicatos ha abierto una enorme brecha interna en la patronal y también entre su presidente, Antonio Garamendi, y el Partido Popular. La razón es que algunas asociaciones y la formación de Pablo Casado creen que se trata de una norma negativa para la economía y el empleo, y que no se justifica el apoyo de CEOE «para evitar una reforma todavía peor».

Según fuentes de la patronal, las asociaciones que se han opuesto a firmar el acuerdo son Anfac (automoción), Asaja (agricultores), CEIM (Madrid) y Foment del Treball (Cataluña). «Están muy enfadados porque esto supone dar un balón de oxígeno a un Gobierno que está siendo muy malo para la economía y que tiene que adoptar más reformas estructurales que pueden ser todavía más perjudiciales», según una de las fuentes.

Algunas de estas asociaciones están tan indignadas que, incluso, advierten de que Garamendi va a tener problemas para ser reelegido al frente de la CEOE. El actual presidente debe someterse a la reelección a finales del próximo año (fue elegido en noviembre de 2018 para un mandato de cuatro años).

El PP critica que se apoye para evitar males mayores

El PP va aún más allá y considera que es «absurdo» apoyar esta norma como mera contención de otra que podía haber sido peor -es decir, para evitar males mayores-, en vez de plantear una reforma que verdaderamente contribuya a mejorar el mercado de trabajo. «Esta reforma no crea empleo sino que incluso lo puede destruir en un contexto de alta inflación como el actual. Además, introduce más rigidez y no aborda cuestiones esenciales como las cotizaciones a la Seguridad Social, la dualidad o la formación», según fuentes del partido.

De ahí que ayer anunciara que votará en contra de la reforma en el Congreso, e incluso pedirá que se tramite como Ley y no como Real Decreto, aunque su minoría parlamentaria le impedirá modificarla. El propio Casado anunció ayer en las redes que pretende retomar la reforma de Mariano Rajoy de 2012 cuando llegue al poder.

«Rechazamos la contrarreforma laboral de Sánchez y recuperaremos nuestro modelo que ha creado 3 millones de empleos y permitido los ERTE», aseguró Casado en un mensaje publicado en redes sociales, en el que defendió un modelo laboral que «necesita más flexibilidad, implantar la mochila austriaca y bajar cotizaciones». «España será en 2022 el país de la UE con más paro según el FMI», recuerda el líder del PP.

La CEOE defendió ayer su apoyo al acuerdo propuesto por Yolanda Díaz porque no supone una «derogación» de la reforma de Rajoy, sino que salva aspectos esenciales de aquella norma, como las indemnizaciones por despido o la posibilidad de seguir haciendo contratos temporales cuando sean necesarios sin las limitaciones que pretendía imponer Podemos.

Lo último en Economía

Últimas noticias