LA ESPECULACIÓN SIGUE CRECIENDO

Euros de Andorra, un mercado negro de divisas totalmente descontrolado

Jordi Cinca
El ministro de Finanzas y portavoz del Gobierno de Andorra, Jordi Cinca. (Foto: EFE)

En OKDIARIO llevamos meses alertando de la fuerte especulación que se está produciendo en Andorra con sus divisas recién acuñadas. Una especulación cada vez más creciente que está alcanzando niveles desorbitados ante la pasividad del ministro de Finanzas andorrano, Jordi Cinca, que no sólo no denuncia esta ‘mala praxis’, sino que en la página Web oficial del país no tienen publicado las características propias de los euros andorranos oficiales, lo que da alas a los delincuentes.

Por ello, lo que denuncian los operadores del sector es que el Gobierno del Principado no quiere regular una actividad en la que las carteras típicas de monedas para coleccionistas son tomadas por especuladores sin ningún tipo de escrúpulos para con posterioridad fabricar emisiones numismáticas que carecen de total oficialidad y con ello obtener un beneficio que multiplicaría incluso por más de diez el valor nominal de estas monedas, casos en los que monedas valoradas en  poco más de seis euros, se venden a través de conocidos portales de subastas por 700 euros o más, en lo que es un mercado negro ‘permitido’ sin precedentes a nivel mundial.

Lote ofertado en e-Bay
Lote ofertado en e-Bay

Andorra luchó por tener su propio Euro en 2012, y lo consiguió. No sin antes pasar por todos los filtros que la Comunidad Europea impone para evitar malas prácticas en la actividad. Al final, la divisa andorrana vio la luz a finales del año 2014, sin embargo, la falta de control ha propiciado un negocio especulativo de dinero negro que llegó a superar, según diversos medios andorranos, los tres millones de euros en apenas seis meses.

El empresario español que denunció los hechos es Rubén Pulido, CEO de Pulifil. Un numismático jerezano que, ante la pasividad de Jordi Cinca, decidió usar a OKDIARIO como altavoz para denunciar este tipo de actos. Sin embargo, lo cierto es que antes de ello lo intentó ‘por las buenas’. Según ha podido saber este periódico, Cinca y Pulido se reunieron en enero de este año. En aquella reunión, el español le transmitió al ministro andorrano las prácticas que se estaban dando con los nuevos euros andorranos y le ofreció su ayuda para acabar con esa especulación.

El empresario jerezano explicó a Cinca que, por un lado, Andorra debería denunciar a los especuladores, y por otro lado, en la página Web oficial del país se deberían plasmar todas las características de la divisa para evitar que los usuarios confundieran las emisiones oficiales con las falsas. Sin embargo, el ministro andorrano no sólo no actuó, sino que esgrimió a Pulido que denunciar sería algo bastante complejo debido a que se habría de pedir una comisión rogatoria, por ser todos los especuladores, o la mayoría de ellos, de origen alemán o italiano.

Rubén Pulido
Rubén Pulido

Ante tal pasividad, Pulido optó por hacer público el problema a través de OKDIARIO, hecho por el cual Jordi Cinca decidió demandarle por un posible delito de calumnias y difamación contra funcionarios públicos del Principado. En este caso, parece, las comisiones rogatorias no eran un obstáculo. Pulido explica que lo que hizo fue trasladarle, en enero, estos hechos. «Él me dijo que entrar con demandas era algo muy complicado pues, al no ser andorranos los especuladores, había que andar con comisiones rogatorias y demás problemas. Sin embargo, no ha tenido ningún problema en demandarme a mí por manifestar que había estas irregularidades”, explica. Doble rasero.

“Por un lado tienen que reconocer en la página Web oficial de Andorra las divisas oficiales, con sus características y todo lo necesario para reconocerlos y diferenciarlas de las no oficiales, es algo que con gran regularidad hacen sin problemas otras fábricas monetarias en Europa. Pero como no lo hacen, lo que hacen los especuladores es aprovecharse de ello y seguir la especulación. Por otro lado, la otra medida que tendrían que tomar es denunciar a estos especuladores, ya que están utilizando la marca Andorra para lucrarse con emisiones que carecen de total oficialidad. No tienen nada, ni licencias, ni permisos ni nada, están utilizando el nombre de un país y la moneda oficial de un país para lucrarse de forma totalmente descarada y el gobierno de Andorra sigue tolerando a día de hoy este tipo de comportamientos”, denuncia Pulido a OKDIARIO.

Jordi Cinca (Foto: Youtube).
Jordi Cinca (Foto: Youtube).

“Siempre que se acuña una nueva divisa, se crean unos paquetes con todas las nuevas monedas para que los ciudadanos se empiecen a familiarizar con ellas. Tienen un valor de aproximadamente 6-15 euros, pero estas personas sin escrúpulos, con ánimo de especular, decidieron fabricar por su cuenta estas bolsas, estos paquetes, con monedas andorranas auténticas. Empezaron, además, a extender el rumor de que eran unas bolsas que habían muy pocas, había escasez. De modo que nosotros hemos podido ver como se han vendido estos paquetes por entre 900 y 1.000 euros el paquete, cuando su valor real apenas alcanza los 10 euros”, continúa Pulido.

Y lo cierto es que siguen estando estos productos en circulación, sigue habiendo este lucro, y no se observan medidas de ningún tipo por parte de Andorra. La rueda sigue, la especulación crece, y los delincuentes son cada vez más ricos a costa de los numismáticos profesionales y gracias a un Jordi Cinca que, incomprensiblemente, sigue permitiéndolo.

Lo último en Economía

Últimas noticias