Casi seis veces más que en la actualidad

Los concesionarios se vacían: el tiempo de espera para recibir un coche se dispara a los seis meses

concesionarios coches
Ventas de coches

La crisis de los semiconductores lleva meses haciendo estragos en el sector de la automoción. Desde hace más de un año, los paros en la producción de vehículos han hecho mella en muchas fabricas de España, hundiendo las matriculaciones de vehículos y reduciendo al mínimo el stock de los concesionarios, que se han visto obligados a elevar el tiempo medio de entrega de coches nuevos por la falta de piezas.

Grandes marcas a nivel mundial se han visto obligadas a echar el ralentí ante la falta de semiconductores desde finales de 2020. Compañías insignia del sector como Stellantis, Seat, FordAudi han sufrido importantes parones en sus fábricas a lo largo de este verano, acentuando la caída en la producción que registran desde hace meses. Ahora, esta ralentización del sector ha llegado a los concesionarios.

Antes el tiempo de espera para recibir un coche desde el concesionario oscilaba entre uno y dos meses. Ahora, tras casi un año acusando problemas en la producción, el tiempo medio de entrega se ha disparado, llegando a registrar hasta seis meses de espera. Un problema que según la patronal de concesionarios, Faconauto, podría agudizarse con el tiempo. En los próximos meses lastrará las matriculaciones y turismos y todoterrenos en septiembre por la falta de stock en los centros de distribución, que ya están sufriendo una situación insostenible por la falta de aprovisionamiento de coches que provoca que estén medio vacíos

«Ante la dilatación del tiempo de espera los concesionarios no podemos mover pieza, ya que todo está en manos de los fabricantes de coches que están sufriendo paradas en su producción, provocando que incluso se cierren fábricas completas durante semanas», señalan desde Faconauto.

Hasta 2023

Hace menos de una semana, el comisario europeo del Mercado Interior, Thierry Breton, señalaba que las medidas que la Unión Europa para hacer frente a la escasez de semiconductores para diversas industrias como la automovilística tardarán al menos 18 meses en surtir efecto. Breton insistió en que para resolver esos problemas de escasez «son las empresas las que tienen que invertir» y de hecho ya lo están haciendo, pero el problema es que «eso tardará meses» y estimó que podrían hacer falta «18 meses» para normalizar la situación.

Actualmente en la Unión Europea se fabrican en torno al 10 % de los semiconductores del mundo, y que los que están causando problemas de aprovisionamiento -la producción mundial de coches se verá reducida en un 10 % este año respecto a lo programado por esa razón- son en general productos con una tecnología relativamente simple.

Otro palo en la rueda para la recuperación del sector es la guerra entre China y Estados Unidos. Mientras los chinos tratan de ralentizar la emergencia tecnológica de los norteamericanos, éstos aprietan para lograr cuanto antes la autosuficiencia en esta industria clave, una aspiración todavía fuera de su alcance. El país norteamericano, en la década de los 90, manejaba una cuota de mercado del 38% que a día de hoy se ha trasformado en tan sólo un 12%.

Por su parte, los semiconductores representan para la economía china el factor más importante en términos de importación. En 2019, el gigante asiático adquirió 266.500 millones de euros de estos productos. Unos datos que para Estados Unidos se han convertido en un peligro para la seguridad nacional que en los últimos meses ha agudizado aún más los cuellos de botella en el sector.

Lo último en Economía

Últimas noticias