Empresas

Carrefour y Couche-Tard rompen las negociaciones para fusionarse

Los chollazos y mejores ofertas del fin de semana de Carrefour
Los chollazos y mejores ofertas del fin de semana de Carrefour

Carrefour y Couche-Tard han roto las negociaciones para fusionarse. Así lo han confirmado este fin de semana ambas partes, que seguirán buscando nuevas oportunidades «de asociación operativa». En concreto, Carrefour y Couche-Tard van a trabajar en ámbitos de cooperación, como la puesta en marcha de compras en común, el desarrollo y la comercialización de marcas de distribuidores o el lanzamiento de novedades para mejorar la experiencia del cliente.

Ambas firmas también se han comprometido a mejorar la distribución de productos en sus mercados comunes o compartir buenas prácticas en el suministro de carburante son otros de los sectores analizados, según explica el comunicado remitido. El anuncio se conoce después de que el que Gobierno francés mostrara el pasado viernes su veto definitivo a su posible unión. El argumento utilizado para no permitir la fusión es una ley de 2019 que incluyó la distribución alimentaria entre las «actividades estratégicas» sobre las que el Ejecutivo puede intervenir para impedir que caigan en manos extranjeras.

«Es un no cortés, pero claro y definitivo», señaló el ministro francés de Finanzas, Bruno Lemaire, durante una entrevista con BFMTV y RMC, recogida por Europa Press, donde ha subrayado que el país no puede renunciar a uno de los principales distribuidores franceses. «Es mi papel como Estado protector defender los intereses estratégicos del país», decía.

Ni Carrefour ni Couche-Tard han mencionado directamente la oposición del Gobierno francés, pero dijeron a que, ante los «recientes acontecimientos», la negociación preliminar entablada entre ambas ha sido interrumpida. El consejero delegado de Carrefour, Alexandre Bompard, indicó en el comunicado que establecer asociaciones innovadoras es «un punto clave» de la estrategia de transformación de su grupo y que las que se plantean con Couche-Tarde se inscriben «plenamente» en esa línea.

El anuncio se conoce después de que el que Gobierno francés vetara el viernes el proyecto de fusión

Su homólogo en Couche-Tard, Brian Hannasch, añadió que esas oportunidades operativas les permitirán cumplir su ambición de convertirse en un líder mundial de la gran distribución y de reforzar sus principales actividades, como los formatos de proximidad y la distribución de carburante.

De haber seguido adelante la operación, hubiera sido la mayor de la historia de Couche-Tard, una empresa que ha pasado en relativo corto tiempo de ser una pequeña tienda de barrio creada hace 40 años a un gigante global con 9.261 establecimientos en Norteamérica y 2.722 en Europa.

Couche-Tarde ofreció este pasado miércoles fusionar las dos empresas a un precio de 20 euros por cada acción de Carrefour, que hubiera quedado así valorada en unos 14.000 millones de euros (unos 16.900 millones de dólares), cerca de un 30 % más de lo que valía en Bolsa antes de que se hiciera público ese proyecto.

Ese mismo día el ministro francés de Economía y Finanzas, Bruno Le Maire, se opuso «a priori» a ese plan alegando que estaba en juego la soberanía alimentaria de Francia, y dos días después expresó con firmeza su oposición.

Cambios estructurales

La empresa francesa se encuentra actualmente inmersa en un amplio proceso de cambio estratégico, tratando de abandonar algunos de los mercados donde la rentabilidad es más difícil y potenciando su presencia en aquellos donde hay más posibilidades de ganar dinero, especialmente donde tiene margen de crecimiento, como España.

LituaniaCarrefour anunció durante el pasado mes de agosto la compra de Supersol en España, con sus más de 150 tiendas, una operación que se encuentra siendo actualmente estudiada por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC).

Carrefour de hecho vendió en España 7.217 millones de euros entre enero y septiembre, cifra que supone un incremento interanual del 7,5%

La oferta cerrada de Carrefour al grupo lituano Carson consistió en 75 millones de euros a cambio de quedarse con sus tiendas de proximidad y sin incluir en el acuerdo las tiendas de ‘cash and carry’ de Supersol, llamadas Diplo Cash.

En cuanto a las ventas en España, Carrefour de hecho vendió 7.217 millones de euros entre enero y septiembre, cifra que supone un incremento del 7,5% respecto al mismo periodo del pasado año, anunció el grupo francés de distribución a través de un comunicado. En el tercer trimestre, la progresión fue del 6,3% hasta 2.581 millones, lo que para la empresa confirma su «excelente dinámica» en un mercado con perspectivas.

Carrefour tiene en España su tercer mercado por volumen de negocios después de Francias y de Brasil. Le empresa francesa afirmó que en España se desmarca gracias a «un modelo comercial atractivo» basado en productos frescos y de marca propia, a una buena posición en términos de precios y a la «mejora continua de la satisfacción del cliente».

Lo último en Economía

Últimas noticias