La banca española no prevé cambios para favorecer a sus clientes transgénero

La banca española no prevé cambios para favorecer a sus clientes transgénero
banca-clientes-transgenero-interior

La compañía Mastercard ha adoptado una nueva política dirigida a sus clientes transgénero que permitirá a todos los usuarios que así lo deseen elegir el nombre que prefieran para sus tarjetas de crédito y débito, independientemente de su nombre legal.

OKDIARIO ha consultado a los grandes bancos españoles sobre la posibilidad de que también permitan a este tipo de clientes escoger su trato, y no es algo que esté sobre la mesa.

Expertos del sector de las tarjetas de crédito apuntan que esta metodología se convertirá en un proceder generalizado, y que otras compañías como Visa o American Express terminarán implementándola también a su modelo de negocio. Sin embargo, por el momento no se espera que ninguna entidad española siga la estela de Mastercard.

"Lo lógico es que no podamos hacer nada. Para nosotros, con la cantidad de legislación que nos obliga a una identificación correcta del cliente, me temo que solo lo que dice el DNI nos puede servir", explican desde una de las seis grandes entidades cotizadas españolas.

Desde otro banco nacional apuntan en el mismo sentido: "No es algo que esté ni siquiera sobre la mesa, más que nada porque la legislación española no permite que se utilice otra identificación que la oficial, es decir, la que aparece en el DNI".

Mastercard ha sido la última, pero no la única. En 2017, la compañía bancaria británica HSBC ofreció a sus clientes transgénero la opción de elegir entre diez nuevos títulos neutrales al género como parte de su plan para mejorar la experiencia bancaria de los clientes.

Esta medida permite a los usuarios elegir entre un amplio abanico de posibilidades que van desde los convencionales ‘Mr’ y ‘Mrs’ o ‘Ms’ hasta los neutrales ‘Mx, Ind, M, Mre’. De este modo, el título elegido por el cliente es utilizado no solo en las tarjetas de crédito, sino en los nombres de las cuentas, la correspondencia y los servicios bancarios contratados. Otras entidades bancarias, como el minorista Metro Bank de Reino Unido, han imitado este tipo de medidas y ofrecen a los usuarios fórmulas neutras con la que contratar los servicios e identificarse.

"Mastercard escuchó la necesidad de privacidad y autenticidad de los consumidores transgénero y no binarios y creó una herramienta poderosa para mejorar sus vidas", manifestó Zeke Stokes, director de programas del grupo de defensa de LGBTQ GLAAD, quien cree que "otras empresas deben seguir su ejemplo trabajando con miembros de la comunidad LGBTQ para crear productos financieros que reflejen las verdaderas identidades".

Lo último en Economía