Puigdemont ya tiene su moneda: los separatistas encargan 450.000 piezas con su efigie

moneda catalana
Comentar

Una fábrica china ya prepara la acuñación de los euros de la república de Cataluña de cara a 2018. Según ha podido saber OKDIARIO, los valores irán desde la moneda de 1 céntimo, hasta la moneda de 2 euros. A diferencia de otras ocasiones, en las que, destinado a coleccionistas, se han hecho algunas piezas con temática catalana, en esta ocasión irán más allá: se están realizando diversas pruebas con diseños reales del reverso de las monedas de 2 euros, es decir, que se están utilizando diseños oficiales aprobados por el Banco Central Europeo para la realización de “pruebas” de estas monedas que ha podido ver, en exclusiva, este periódico.

Puigdemont ya tiene su moneda: los separatistas encargan 450.000 piezas con su efigie
Moneda de un euro de la república catalana. (Pinchar para ampliar)

Rubén Pulido, CEO de Pulifil, empresa distribuidora de moneda euro, explica que, al estar utilizando los patrones reales, “ya estaríamos ante una moneda exactamente igual que las que encontramos en circulación con el busto del Rey Juan Carlos I o el Rey Felipe VI, con lo que podemos hablar de un uso no autorizado de estos patrones y, por tanto, ante un delito”.

Fuentes del sector confirman a OKDIARIO que estas fábricas no suelen preguntar nunca, simplemente fabrican según dictan quienes se encargan de financiar la acuñación. “Digamos que mientras haya dinero a ellos les da lo mismo con qué fin se acuña la moneda; utilizan la filosofía de que si fabrican navajas, ellos jamás pensarían que se están realizando para cometer un asesinato”, explica Pulido.

Puigdemont ya tiene su moneda: los separatistas encargan 450.000 piezas con su efigie
Moneda de dos euros de la república catalana. (Pinchar para ampliar)

Gran volumen de piezas

Según fuentes conocedoras, el volumen de emisión de estas nuevas piezas catalanas para la hipotética república también es determinante y, aunque no han querido concretar un volumen de piezas a acuñar exacto, sí confirman que las pruebas que se están realizando invitan a pensar que no sólo se están fabricando para la comercialización entre coleccionistas, sino que “con estas cifras podríamos pensar que se trata de una acuñación para una supuesta puesta en circulación de estas monedas”.

“No olvidemos que ya en su día Colau dejó caer que estaban estudiando crear una moneda local, sin embargo, quizás desde la presidencia se estén adelantando a esta idea y quieran comenzar a popularizar un euro catalán para boicotear el uso del euro español, claro que esto también significaría la creación de un banco propio para control y dotación de valor de estas monedas”, explican los expertos de Pulifil.

Así, en esta fábrica de China y de forma totalmente anónima, se están produciendo los diseños utilizados para la realización de pruebas de acuñación de los valores de 1 y 2 euros, a los que ha tenido acceso OKDIARIO. “Por un lado están las imágenes de cómo quedarían estas monedas tras ser acuñadas, y por otro lado están los patrones que se están utilizando para la creación de los moldes que están siendo utilizados para estas pruebas. Asimismo, se están diseñando los motivos para la acuñación de las monedas de 1, 2, 5, 10, 20 y 50 céntimos, diseños que tras tres años de realización de pruebas serán seleccionados como definitivos para la fabricación de los 8 valores”, explican fuentes conocedoras.

“Nuestra empresa jamás ha comercializado con este tipo de monedas, pues entendemos que no se trata de monedas de curso legal o bien se están realizando supuestamente con ánimo de financiar movimientos al margen de la legalidad. Siempre tratamos de conocer qué Banco Central o empresa hay detrás de cada acuñación, si detectamos algún tipo de irregularidad siempre nos abstenemos de la comercialización”, explica Rubén Pulido, que recuerda que desde el año 2014 comenzaron a emitirse diversas pruebas de euros catalanes.

“Esto quiere decir que desde el año 2014 y con cierta asiduidad se vienen fabricando pruebas de estos euros y se está llevando a cabo también la comercialización de estos valores a coleccionistas y público en general, pues obviamente todo aquel que tiene un sentimiento independentista también está comprando estas monedas anualmente sin tener un conocimiento más allá del sentimiento por la independencia de Cataluña”, exponen desde Pulifil.

Una empresa de Barcelona detrás de todo

Todas estas monedas son fabricadas en China, un país en el que existen diversas fábricas de moneda que suelen contratar empresas numismáticas para la fabricación de diversas monedas con fines conmemorativos, asimismo, en ocasiones también como ya se citó en una noticia de OKDIARIO, suelen fabricarse monedas con fines irregulares, como son la financiación de la Yihad.

Estas monedas catalanas son denominadas pruebas porque obviamente carecen de autorización para su curso legal y si fuesen acuñadas sin ser denominadas como tal, estaríamos ante un acto totalmente ilegal. En estos momentos se desconoce quién se encarga de financiar la acuñación de estas pruebas desde el año 2014, asimismo también se desconoce qué se hace con los beneficios de dicha comercialización. No obstante, sí conocemos a los encargados de distribuir por toda España estos euros: se trata de una empresa denominada Gremi de Filatèlia i Numismàtica, firma que opera desde Barcelona y que se encarga de ofrecer a establecimientos numismáticos de nuestro país estas monedas para que a su vez sean puestas a deposición de los coleccionistas. Esta empresa, por cierto, ya está siendo investigada desde que comenzara con la distribución de estas piezas.

Ahora en serio

El gobierno de Cataluña ya acordó en 2014, con Artur Mas al frente, la emisión de miles de euros falsos para coleccionistas en los que se podían leer frases como “¡Viurem Lliures o Morirem!”, o se podía ver cómo separaban Cataluña de España en el mapa de Europa. Ahora van mucho más allá, y si entonces se acuñaron unas 45.000 monedas para coleccionistas, fuentes conocedoras han explicado que este número se podría multiplicar incluso por diez en la producción de los euros con la efigie de Carles Puigdemont.

 

Respecto a la información publicada en este medio el 26 de septiembre sobre el Gremio de Filatelia y Numismática ha dirigido el siguiente escrito para su publicación:

Este gremio no tiene ninguna vinculación con la edición de las monedas que se reproducen en dicho artículo. Este gremio desde el 2014 publica anualmente una serie de nueve pruebas o medallas sobre hechos conmemorativos ocurridos en Cataluña cada año. Pruebas que no tienen ningún parecido con monedas de curso legal ni por el diseño, dimensiones o peso. El diseño en cada caso es original realizado por este Gremio.

Tampoco es cierto que de las colecciones anuales se hagan grandes tiradas como indican , ya que de la última se han editado 1.200 colecciones. 

Estas ediciones dirigidas a coleccionistas las realiza esta entidad y las comercializa a través de los agremiados dentro de sus finalidades y actividad comercial que le es propia, sin que quepa poner sombra de duda alguna sobre la legalidad y oportunidad de esta actividad comercial.

En último lugar hemos de afirmar categóricamente que este gremio no está siendo investigado. 

Últimas noticias