El tenista español seguirá una hoja de ruta diferente

El plan de Nadal para volver a conquistar Roland Garros

Rafael Nadal tiene bien diseñado el plan para volver a conquistar Roland Garros, en una edición especial debido al coronavirus.

Nadal se ejercita en Mallorca y viajará con tres días de antelación a París para someterse a los test necesarios para poder participar en el Grand Slam

rafa nadal
Rafa Nadal se ha embolsado 700.000 euros menos de premio en Roland Garros que el año pasado.

La primera toma de contacto de Rafael Nadal en su vuelta a la competición no fue todo lo positiva que hubiera deseado, en términos competitivos, pero sí le permitió acumular sensaciones en un proceso encaminado a un principal y casi único objetivo. Roland Garros aparece en el horizonte como la gran cita para el número dos del mundo, doce veces campeón en París, que sin embargo se enfrentará a un escenario nunca antes visto en la capital francesa, debido a la pandemia del coronavirus.

Ni las fechas serán las habituales, ni tampoco el protocolo a seguir, mucho más exigente en pos de evitar cualquier tipo de contagio que ponga en jaque la celebración del cuadro final. Así las cosas, Nadal regresó a Mallorca el pasado domingo, después de caer el sábado por la noche ante Diego Schwartzman en un duelo en el que no encontró su mejor tenis, sobre todo al servicio.

En condiciones normales Rafa podría haber elegido ese camino o haberse decantado por continuar unos días más en el Foro Itálico para poner rumbo directo a Roland Garros, pero las estrictas normas que exige el protocolo del torneo parisino le obligan a aparecer con cierta antelación, ahora bien, de tres días antes del comienzo del cuadro final, con fecha de inicio para el domingo 27. Así las cosas, Nadal estará el jueves en París, donde hará una breve cuarentena a la espera de los resultados negativos de los dos PCR que deben pasar los jugadores antes de iniciar los entrenamientos.

Se puede esperar un contacto con el complejo tenístico de Roland Garros, que sería posible para el doce veces campeón, pero la regla dice que sólo en día de partido una vez empezado el evento se puede entrenar en las instalaciones. En el resto de casos, Nadal deberá ejercitarse en la instalación de Jean Bouin, centro adyacente al lugar del torneo y en el que, por precaución y para evitar aglomeraciones, se entrenarán los jugadores cuando no les toque jugar en las horas próximas.

Buscando el 100% en pista

Una vez empezado el torneo, Rafa dejará a un segundo plano la adaptación a la nueva situación de Roland Garros, para centrarse en el juego. Como él mismo reconoció antes del inicio del Masters 1000 de Roma, su nivel competitivo aún no es el máximo debido a su falta de tacto con los partidos, por una mera cuestión de ritmo, algo que se notó en la derrota contra Schwartzman después de dos choque de suma facilidad –y gran nivel– frente a Carreño y Lajovic.

La conformación de los partidos de Grand Slam, a cinco sets, obliga a un mínimo de hora y media por partido para Rafa, algo que, teniendo en cuenta que no encontrará cabezas de serie mínimo hasta el tercero, le da un margen de cara a encontrar ese 100% imprescindible para enfrentarse a los mejores en las rondas decisivas y pelear por hacerse con su decimotercero Roland Garros.

Lo último en Deportes

Últimas noticias