Tras su visita al Dr. Cugat

Piqué, ante su gran decisión: quirófano o tratamiento conservador

Gerard Piqué medita si pasar por el quirófano o realizar un tratamiento conservador después de visitar al Dr. Cugat tras confirmarse que sufre un esguince de grado 3 en el ligamento lateral interno de su rodilla y, además, una lesión parcial del ligamento cruzado anterior

Si se opera podría estar entre 6 y 8 meses de baja mientras que si no pasa por el quirófano estaría entre cuatro y cinco

piqué

Gerard Piqué tiene ante sí una de las decisiones más importantes de su carrera. A sus 33 años, el central del Barcelona tendrán que decidir si pasa por el quirófano o realiza un tratamiento conservador en su rodilla después de lesionarse contra el Atlético de Madrid en la derrota sufrida el pasado sábado a manos del equipo rojiblanco. El central sufre un esguince de grado 3 en el ligamento lateral interno de su rodilla y, además, una lesión parcial del ligamento cruzado anterior, lo que le hará estar de baja no menos de cuatro meses.

Tras confirmarse su lesión por parte de los servicios médicos del club, Gerard Piqué visitó este miércoles la consulta del doctor Ramón Cugat, toda una eminencia en lo que a las rodillas se refiere y el profesional que ha dado la segunda opinión al futbolista del Barcelona, que ahora está ante la decisión de operarse o realizar un tratamiento conservador. Decantándose por pasar por el quirófano alargaría más el proceso de recuperación mientras que si no se opera todo será más sencillo pero peor a largo plazo.

E ahí el gran dilema de Gerard Piqué. La medicina recomienda al futbolista del Barcelona pasar por el quirófano para tratar la lesión parcial en el ligamento cruzado anterior mientras que el jugador siempre se mostró reticente a operarse. Pasar por las manos del cirujano le haría estar entre 6 y 8 meses de baja. Esto, además de provocar que se pierda lo que resta de temporada, podría suponer el principio del fin de su carrera deportiva. Porque a los 33 años entrar en quirófano puede marcar un antes y un después en su trayectoria. A su edad no es lo más aconsejable estar parado durante un largo periodo de tiempo.

Pasar por quirófano sería la mejor opción para sanar ese ligamento, pero la opción del Barcelona y en un principio la del jugador, es realizar un tratamiento conservador que implicaría estar entre cuatro o cinco meses de baja y poder llegar a final de temporada. Este sería el servicio de Gerard Piqué al club: ‘sacrificar’ su rodilla para poder ayudar al equipo en una temporada que se presenta complicada y donde los centrales brillan por su ausencia. Es más, en el duelo de Champions League ante el Dinamo de Kiev, Mingueza debutó en el centro de la defensa y en otras ocasiones incluso hasta tuvo que jugar Frenkie de Jong. Porque Umtiti ni está ni se le espera.

Koeman espera que esté entre cuatro o cinco meses 

Gerard Piqué es indispensable para Ronald Koeman y las cámaras de Movistar cazaron al entrenador culé hablando del tiempo de baja del central durante el partido de Champions League disputado ante el Dinamo de Kiev. El técnico le dijo a Lucescu, entrenador del equipo de Ucrania, que su líder defensivo estaría «entre cuatro o cinco» meses de baja. Esto implicaría realizar un tratamiento conservador como se apuesta en el club pero la decisión de Gerard Piqué no está ni mucho menos tocada.

No está ni mucho menos tomada porque Gerard Piqué tiene varios días para decantarse por quirófano o tratamiento conservador. Su rodilla sigue inflamada fruto de la lesión producida el pasado sábado, y no sería aconsejable intervenir ahora mismo la zona dañada. Esto le da un tiempo de reflexión a un Piqué que se presenta ante una decisión que puede marcar un antes y un después en su carrera deportiva. El mismo doctor Cugat, sin conocer el grado de afectación de su ligamento, hizo un canto a un realizar un tratamiento conservador hace unos días.

«Hablar de plazos es jugar a la lotería. Como ya he dicho, tenemos que ser prudentes porque cada rodilla es diferente, un mundo. Lo primero que debemos saber es la afectación del cruzado y entonces decidir si hay que aplicar un tratamiento quirúrgico o no. Se puede curar con terapias biológicas. No se aprecia líquido en la rodilla, así que juega a favor del tratamiento conservador», apuntó el doctor Ramón Cugat tras conocerse la lesión del futbolista del Barcelona.

Porque a pesar de encarar el tramo final de su carrera, Gerard Piqué sigue siendo a los 33 años indispensable en el Barcelona. El central sigue liderando una defensa mermada por las lesiones y en el club cruzan los dedos para que pueda volver en el tramo decisivo de la competición. Todo dependerá de la gran decisión del central que se conocerá en los próximos días. Pasar por el quirófano y perderse lo que resta de temporada o realizar un tratamiento conservador y poder estar presente en los últimos partidos de un año que se presenta difícil para los hombres de Ronald Koeman.

Lo último en Deportes

Últimas noticias