Se disputarán en el circuito de Spielberg el 5 y el 12 de julio

El Mundial de Fórmula 1 comenzará en julio con dos carreras seguidas en Austria

gp austria formula 1
Los mecánicos de Red Bull celebran el triunfo de Verstappen en el Gp de Austria de 2019. (Getty)
  • Silvia Font

El Gobierno de Austria ya ha dado el O.K. para que el circuito de Spielberg sea el que albergue el inicio de la temporada de Fórmula 1, abortada por el coronavirus antes de empezar, en sendas carreras que se celebrarán a puerta cerrada los próximos 5 y 12 de julio.

«El proyecto cumple los requisitos para prevenir la propagación del coronavirus después de una revisión detallada por parte de los expertos», afirma el ministro de Sanidad austriaco, Rudolf Anschober, en un comunicado que deja bien a las claras la voluntad de Austria de convertirse en la sede en la que se iniciará esta extraña y recortada temporada de Fórmula 1.

El visto bueno de las autoridades de Austria dependía de una propuesta detallada por parte de los organizadores sobre cómo se iban a disputar las dos carreras de Fórmula 1 minimizando las posibilidades de contagio. Entre los protocolos que se han garantizado se prevén «estrictas medidas de higiene, pruebas periódicas y controles de salud para los equipos y todos los demás empleados» que participen en la organización de las dos primeras carreras de esta mini-temporada de Fórmula 1.

«Las dos carreras de Fórmula 1 los días 5 y 12 de julio de 2020 en Spielberg, Estiria, se llevarán a cabo sin espectadores», señala el comunicado de Sanidad, que destaca que los organizadores han presentado un «proyecto completo y profesional para prevenir infecciones y contagios».

La Fórmula 1 calienta motores

Ross Brawn, máximo responsable deportivo del Mundial de Fórmula 1, ya había expresado a principios de mes que Austria era el lugar perfecto para comenzar una temporada abortada por el coronavirus. «Es bastante difícil encontrar el tipo correcto de carrera en el que, desde el principio, podamos controlar el entorno lo suficientemente bien como para garantizar la seguridad de todos», explicó Brawn.

«Austria se ajusta muy bien a eso. Tiene un aeropuerto justo al lado del circuito, al que las personas pueden llegar. No está demasiado cerca tampoco de una ciudad», añadió Ros Brawn.

El Mundial de Fórmula 1, que debería haber comenzado en Australia el pasado marzo, ha perdido ya las primeras diez pruebas de la temporada con la cancelación del Gran Premio de Francia, programado para el 28 de junio. Los organizadores del campeonato confían en poder celebrar todavía 15 carreras este año.

Lo último en Deportes

Últimas noticias