Larrea intenta robar votos a Rubiales a cambio de entradas para el España-Argentina

Larrea
La última artimaña de Larrea para incrementar sus apoyos de cara a las elecciones de la RFEF.

Las elecciones a la presidencia de la Federación Española de Fútbol han entrado en territorio de trincheras. Tanto el bando de Juan Luis Larrea como Luis Rubiales apuran sus opciones para incrementar el número de apoyos de cara a los comicios del 9 de abril, donde estos días se disputa una de las grandes batallas a colación del partido de la selección española el próximo martes ante las subcampeona del mundo Argentina.

La Comisión Gestora de la Federación ha empezado a repartir entradas entre algunos de los asambleístas con derecho a voto para el partido y hay cosas que huelen raro. Marcelino Maté –vestigio del Villarato y gran apoyo de Larrea– es quien manda las entradas al encuentro siguiendo unos criterios que llaman mucho la atención. El dirigente de la Federación de Castilla y León y actual gerente de la Gestora se ha interesado en invitar por primera vez en la historia a los componentes de la Comisión de Segunda División B en un evidente intento por captar su voto, tal y como han confirmado a OKDIARIO desde fuentes federativas.

Larrea intenta robar votos a Rubiales a cambio de entradas para el España-Argentina
Una de las invitaciones enviadas por la candidatura de Larrea, a las que ha tenido acceso OKDIARIO.

Para Maté y Larrea, ellos constituirían el grupo de indecisos al no estar presentes en los avales que cada una de las candidaturas presentó a las elecciones –información en principio reservada en exclusiva para la Comisión Electoral–. Hay que recordar que Larrea alardeó de contar con 70 avales, de los cuáles algunos fueron cuestionados al descubrirse que había utilizado su posición para presionar a los árbitros para que le votasen en bloque, tal y como informó El Confidencial. Rubiales presentó 35, pese a decir que podía tener hasta 87.

Un modus operandi clásico

Agasajándoles en el partido, la candidatura del ex tesorero de Villar piensa que podrá obtener un puñado de votos decisivos de Segunda B para inclinar la balanza de su lado. Sin embargo, el comportamiento ético y moral lo dejan totalmente de lado utilizando los recursos de la Federación a su antojo para intentar ganar votantes cuando nos encontramos en periodo electoral y la neutralidad de la Comisión Gestora se da por descontado. Por una cuestión similar, aunque sin entradas de por medio, el TAD dejó a Villar inhabilitado como presidente de la RFEF.

Larrea y su candidatura, por si fuera poco, han recibido valiosa información sobre quiénes fueron los avales que presentó Rubiales incurriendo también en otra trampa en este proceso electoral que cada día que pasa está más manchado por el ex tesorero de Villar. “¿Qué criterios se han seguido para dar las entradas a estos asambleístas y al resto no?”, se pregunta uno de los que votarán el 9 de abril. “Son las mismas prácticas que llevan haciendo 30 años, me decepciona, pero no me extraña”, añade otro al que le ha llamado la atención que por primera vez le inviten.

El que fuese sustituto de Villar sabe que esta maniobra es una de sus últimas bazas para ganar unas elecciones donde tiene más frentes abiertos. El voto electrónico que Rubiales quiere implantar no le gusta, ni tampoco la idea de que la gente pueda votar libre y secretamente en lugar de sobres previamente rellenados. La Ley asiste que se vote como pide el candidato Luís Rubiales, veremos cómo actúa la Comisión Electoral de la RFEF. Pero esa será otra historia dentro de unos días. Ahora toca cambiar voluntades a cambio de entradas de fútbol.

Lo último en Deportes