Champions League 2019-2020: Real Madrid - Brujas

Hazard sigue sin activar el ‘modo galáctico’

Hazard lo dio todo ante el Brujas, pero el belga todavía está lejos de su mejor nivel. El ‘7’ todavía no es la estrella que necesita el Real Madrid.

Lo de este Madrid es cosa de brujas

hazard brujas
Hazard se lamenta en una acción del partido contra el Brujas. (AFP)

El runrún se empezaba a apoderar de la figura de Eden Hazard. El fichaje estrella, el hombre de los 100 millones y el jugador que metió en el Santiago Bernabéu a 50.000 espectadores un caluroso día de julio para verle vestir por primera vez de blanco, no estaba dando la talla. Una pretemporada en la que dejó algún destello, un gol y varias dudas, no le ayudaron. Después, una inoportuna lesión justo antes de comenzar la Liga le frenaría aún más. Y el exigente calendario que ha tenido el Real Madrid durante su reaparición -visita a París, Pizjuán y Metropolitano-, tampoco le beneficiaron. Todo esto ha generado un clima que ante el Brujas podía acabar en puerta grande o enfermería.

Antes de comenzar, cuando su nombre sonó por la megafonía del estadio, sólo reaccionó la afición del Brujas con abucheos. El madridismo, que la gran mayoría estaba saliendo del trabajo por aquel entonces, ni se inmutó. Luego, cuando la pelota echó a andar, Hazard, consciente de que tiene que dar más, se ofreció una y otra vez. Aunque antes inauguró su partido sufriendo una dura patada. Superado el dolor, Eden continuó a lo suyo. La pedía, combinaba con sus compañeros, especialmente con el socio de todos, Benzema, y buscaba con timidez la meta rival. Posiblemente, eso es lo que más le achaca la afición, su falta de confianza a la hora de jugársela. El Bernabéu quiere al jugador que deslumbró en el Chelsea.

Su paso por la primera mitad estuvo lleno de entrega, ganas y detalles de calidad, pero un Madrid que sin merecerlo perdía 0-2 al finalizar los 45 minutos y tenía su futuro en el Champions muy negro necesitaba más de su estrella. Así, en el segundo acto, con el Real Madrid tocando arrebato desde el minuto 1, comenzó a conocer al Bernabéu de las noches europeas. Un estadio que se calienta como pocos para llevar a su equipo hacia la victoria o, como en este caso, hacia la remontada. Hazard mantuvo su libro de estilo siendo siempre una solución en ataque, aunque el equipo necesitaba goles y él también.

Los minutos fueron pasando y las ganas se fueron terminando. El gol de Sergio Ramos dio esperanzas a un equipo que se estrellaba contra el Brujas y contra todos sus fantasmas. Hazard, como sus compañeros, fue viendo el paso del tiempo, ese que abocaba a una dura derrota que podría dejar algún que otro caído y, sobre todo, la presión que exige el saber que si pierdes otro partido en esta Champions puedes estar fuera de ella. Duro para un club que no sabe lo que es caer en fase de grupos a lo largo de su historia. Pero entonces, el árbitro expulsó a Vormer, Kroos lanzó una falta y, cuando en el marcador lucía el minuto 85, Casemiro, con un gran cabezazo, ponía la igualado.

El partido estaba para héroes y Hazard se quería poner la capa de Superman. Pero no, el belga todavía no está para esas cosas. El Real Madrid rescató un punto ante el Brujas que le alivia poco, pero lo que no encontró fue a su galáctico. Eden todavía necesita mejorar, aunque ganas no le faltan.

Lo último en Deportes

Últimas noticias