Llorente se hace hueco

A Casemiro le sale competencia

casemiro
Casemiro es uno de los mejores mediocentros defensivos del mundo y tampoco ha sido incluido. Ni la decimotercera ni su presencia en Rusia han servido.

Marcos Llorente ha sabido aprovechar los minutos durante la lesión de Casemiro para ganarse la confianza de Solari. El canterano del Real Madrid ha pasado de ser un descarte a convertirse en seria competencia para el brasileño en apenas un mes. Su gran papel en el Mundial de Clubes abre el debate sobre darle continuidad o relegarle de nuevo al banquillo.

Si hay un jugador del Real Madrid que ha destacado por encima del resto en este Mundial de Clubes además de Bale, es Marcos Llorente. El canterano madridista fue el mejor del equipo en la final ante el Al Ain y ha pasado en el último mes de ser uno de los descartes habituales a ser pieza clave en el centro del campo.

La lesión de Casemiro le dio la oportunidad que llevaba esperando desde que el club le repescase del Alavés el pasado curso. El brasileño ha sido hasta ahora un indiscutible dentro del esquema blanco tanto con Zidane, como con Lopetegui y Solari. Sin embargo, la irrupción del madrileño hace que se abra el debate sobre quién debe jugar a partir de ahora.

Nadie duda de la valía del 14 madridista. En estos últimos años se ha ganado ser uno de los mejores mediocentros defensivos del mundo. Pero Llorente ha hecho méritos en este último mes para ser un hombre a tener en cuenta. Su gran rendimiento ha llegado al máximo esplendor en el Mundial de Clubes, siendo además fundamental en la consecución del título con un gol.

Durante estos partidos ha dado la vuelta a su situación en la plantilla por completo. Era uno de los principales candidatos a salir del club, incluso en este mercado invernal. La falta de minutos era evidente, pero el nivel mostrado cuando ha tenido la oportunidad le convierten ahora en un jugador de totales garantías.

Solari ha podido comprobar que tiene en él a un jugador de confianza. Será ahora cuando llegue el dilema para el argentino. Con la recuperación de Casemiro, debe apostar entre dos opciones. La primera sería la más lógica, la de ir alternando a ambos jugadores, sabiendo el brasileño que debe superarse aún más de lo que lo hace para jugar, pues Llorente está en plenas condiciones para arrebatarle su puesto en el once. La otra opción sería relegar de nuevo al joven al banquillo, provocando con casi total seguridad su marcha el próximo verano.

Lo último en Deportes