CORTES VALENCIANAS

El PSOE de Ximo Puig no apoya reclamar al Gobierno de Sánchez la ampliación del puerto de Valencia

Los socialistas se abstienen en la iniciativa que reclama que el Consejo de Ministros tramite ya la ampliación

La iniciativa sale adelante con los votos a favor de PP y Vox, en contra de Compromís y la abstención de los socialistas

Ximo Puig no acude a la sesión de la votación que era también de control a Carlos Mazón

Ximo Puig hermano subvenciones
El ex presidente de la Generalitat Valenciana el socialista Ximo Puig.
Ignacio Martínez

El PSOE de Ximo Puig, este jueves sin él, ha evitado en las Cortes Valencianas reclamar al Gobierno de España que apruebe la ampliación del puerto de Valencia. Los socialistas se han abstenido en la votación de una Proposición No de Ley (PNL) con dos puntos clave. Uno, el apoyo expreso de la Cámara a la ampliación de ese puerto «como un elemento estratégico para la economía y la competitividad» de la ciudad de Valencia, la Comunidad Valenciana y España. Y otro, en el que se solicita al Gobierno valenciano que inste al de Sánchez que «de forma urgente» el Consejo de Ministros proceda a autorizar la licitación de esas obras de ampliación.

La PNL sobre el puerto de Valencia se ha aprobado con los votos a favor de Partido Popular y Vox, el voto en contra de Compromís y la abstención de los socialistas que, en consecuencia, no la han apoyado. El ex presidente de la Generalitat, diputado autonómico y presidente del Grupo Socialista en esa Cámara Ximo Puig no ha asistido a la sesión, que era, además, de control a su sucesor el popular Carlos Mazón. Tampoco, a esa votación.

La ampliación del puerto de Valencia es la obra de infraestructura más importante que en este momento existe en la Comunidad Valenciana. Se trata del primer puerto del Mediterráneo y el cuarto de Europa. Su ampliación esta pendiente de una autorización administrativa del Ejecutivo de Pedro Sánchez y Yolanda Díaz, que lleva meses sobre la mesa del Consejo de Ministros. No va ni hacia adelante ni hacia atrás. Sencillamente, se encuentra en stand by.

La importancia de esa obra, que incluye una inversión privada de 1.000 millones de euros, es de tal trascendencia que, caso de no llevarse a cabo, relegaría al puerto de Valencia, que es la puerta de entrada y salida de mercancías tanto de Madrid como de otras varias comunidades autónomas.

El reciente acuerdo de gobernabilidad de Sánchez con Sumar no hace mención a ese puerto. Y en los círculos empresariales y políticos de la Comunidad Valenciana existe la sospecha de que el bloqueo de la infraestructura se debe a que es moneda de cambio con los separatistas catalanes para investir a Sánchez, teniendo en cuenta, además, que ERC ya se ha manifestado, también, en contra de la citada ampliación.

Este jueves, el PSOE de Ximo Puig ha tenido la más clara oportunidad de demostrar que esa sospecha era infundada. Porque el PP ha llevado al Pleno una PNL sobre el puerto de Valencia en los términos antes citados.

Los votos de PP y Vox a favor de la citada iniciativa estaban cantados. Y el voto en contra de los diputados de Compromís, también, porque con anterioridad se había manifestado a favor de paralizar esa ampliación. Restaba por ver la reacción de los socialistas, que se han limitado a abstenerse. Por tanto, a no apoyarla.

 

 

 

 

 

Lo último en España

Últimas noticias