Embarazo

Estar embarazada: ¿qué importancia tiene compartir emociones?

Hablar con la pareja, pedir consejo a familiares o hacer un cursillo de preparación al parto, son algunas de las claves para expresar sentimientos al estar embarazada.

estar embarazada
La importancia de expresar los sentimientos al estar embarazada

El embarazo puede hacer que una mujer se vuelva un poco más frágil y se sienta expuesta y vulnerable. ¿Cómo afrontar este momento? Seguramente compartiendo todo lo que siente, pero ¿con quién? Pareja, familiares, amigos y profesionales, pueden ser de gran ayuda. Os hablamos a continuación, de estar embarazada y de la importancia que tiene compartir las emociones.

Estar embarazada: ¿qué importancia tiene compartir emociones?

estar embarazada

Estar embarazada y convertirse en madre es un periodo en la vida de una mujer muy emocionante. En el transcurso de los nueve meses , debido a las hormonas, te encontrarás  manejando sentimientos encontrados. Te cuestionarás a ti misma como persona, te encontrarás temiendo el futuro, tanto por el momento del nacimiento como por el cuidado del niño, y es posible también que te hagas preguntas sobre la pareja. Agreguemos el cuerpo cambiante a todas estos sentimientos: sentir que el bebé crece por dentro es una sensación increíble, pero no es fácil para todas las mujeres que pasan por un embarazo aceptar su cuerpo completamente transformado y no poder hacer nada al respecto. ¿Cómo se puede abordar la situación? El secreto o la respuesta es compartir todo lo que se está experimentando y sintiendo. Hablar de lo que estás experimentando y sintiendo es de fundamental importancia para la futura madre.

Con quien hablar

No existe una respuesta universal ya que es posible que tengas distintos sentimientos que solo puedes compartir con determinadas personas, o dependerá de cada caso, pero si la tienes una de las primeras con quien será bueno compartir todo lo que sientes es tu pareja. Considera que durante los nueve meses el hombre o tu pareja se va a sentir un poco excluido. De hecho, solo se va a dar cuenta de que se ha convertido en padre cuando vea al recién nacido e incluso después. Por lo tanto, discutir las emociones podría ser una forma de involucrarlo más, de hacerlo sentir importante.

Otra de las personas con las que poder entender mejor el embarazo o salir de dudas ante los diversos sentimientos que genera es tu propia madre, o una hermana mayor. Alguien cercano de la familia que ya haya pasado por lo mismo y que pueda explicarte su experiencia y de qué modo se resolvió todo.

Por otro lado, y para expresar lo que se siente con los cambios del cuerpo, y más cuando la fecha del parto está cercana, puede ser buena idea hacer un curso de preparación no solo al hecho de dar a luz, sino que también nos puede servir para resolver dudas a lo largo del embarazo. En primer lugar porque puedes tener mucha información práctica (epidural , etapas del parto, cuándo ir al hospital, cuál es el diario de parto, conocimientos de las parteras, etc.) y luego porque puedes conocer mujeres que incluso es posible que tengan más o menos tu edad y están teniendo exactamente la misma experiencia. Será más fácil entenderse y consolarse. Además, este tipo de grupos que se forman en los cursos de preparación al parto se convierten en grupos de ayuda después del nacimiento.

Confía en los profesionales

Para lidiar con todas las emociones, también puede elegir caminos diferentes, más institucionales. Las parteras pueden ser muy importantes : puedes decidir que una en particular te siga en privado. El vínculo y el sentimiento que se crea con esta figura puede ser de gran empatía. Finalmente, siempre hay psicólogos. No hay nada de qué avergonzarse: en un momento de gran fragilidad merece la pena contar con un profesional.

Lo último en Bebés

Últimas noticias