Alimentación infantil

Beneficios de la tapioca en la alimentación de los bebés

Descubre qué beneficios tiene la tapioca en la alimentación de los bebés, cómo se puede preparar para que la coman y a partir de qué edad es recomendable.

tapioca
Descubre qué beneficios tiene la tapioca en la dieta del bebé

La tapioca es un alimento que aunque pensemos que no es común en nuestra cocina, se incluye en muchos preparados infantiles, como los cereales que muchos bebés toman en su biberón. Veamos entonces con más detalle cuales son los beneficios de la tapioca en la alimentación de los bebés.

¿Qué es la tapioca?

La tapioca es un almidón extraído de la raíz de yuca y se presenta en forma de pequeñas perlas. La tapioca perlada se usa comúnmente en platos en Asia, especialmente en postres, pero también en Occidente en alimentos para bebés donde se incluye, por ejemplo, en cereales infantiles dulces o salados.

Las ventajas de la tapioca

Una vez cocida, la tapioca tiene una textura pegajosa y da consistencia a las preparaciones de alimentos sin hacerlas pesadas.

La tapioca no tiene mucho sabor, pero esto tiene una ventaja: absorbe fácilmente el sabor de otros alimentos.

Por último, pero no menos importante, la tapioca es económica (una o dos dosis son suficientes para preparar un frasco de comida para bebés) y todavía tiene una muy buena relación calidad-precio (menos de € 5 / kg) y se puede encontrar en supermercados y también como no, en tiendas de comida oriental.

tapioca

Beneficios de la tapioca en la alimentación de los bebés

La tapioca es un alimento relativamente rico, que consiste especialmente en carbohidratos. Una comida con tapioca ayudará a saciar el hambre del bebé. A pesar de eso, es bastante digestiva y, por lo tanto, el bebé la absorbe con bastante facilidad.

También tiene una cantidad significativa de nutrientes (vitamina C), sales minerales y oligoelementos como potasio, magnesio, manganeso y un poco de cobre.

Por último, una de las principales ventajas de este alimento es que no contiene gluten, lo que la convierte en un alimento ideal para bebés con alergias.

¿Cuándo y cómo cocinarla?

La tapioca se puede introducir en la dieta del bebé a partir de los 8 meses de edad. Se puede agregar a la comida del bebé para espesarla: en sopas y purés. Este alimento te permitirá hacer que los cereales infantiles sean más consistentes.

Como dijimos antes, este alimento prácticamente no tiene sabor. Por lo tanto, es fácil agregar a las preparaciones cuyo gusto ya le gusta al bebé.

Para postres dulces, cocina la tapioca en un poco de leche y añade un poco de vainilla: ¡su plato de cereal estará realmente delicioso y el bebé pedirá más!

Para un plato salado, sírvela con verduras con las que el bebé ya está familiarizado y no dudes en combinarlo con algunas especias suaves como comino. Agrega pollo o pescado y podrás darle a tu bebé una comida completa.

Debe cocinarse en líquido, ya sea agua o leche. Se cocina una vez que las perlas se han vuelto transparentes.

Fácil de cocinar, este almidón combina bien con todos los platos que puedas preparar a el bebé. Proporciona energía al bebé y le dará la sensación de estar lleno algo que será práctico para los bebés que comen abundantemente y siempre se quedan con ganas de más.

Lo último en Bebés

Últimas noticias